•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un tribunal de Moscú se negó este miércoles a liberar a dos integrantes del grupo femenino de punk rock Pussy Riot, acusadas de haber cantado en una iglesia una canción que criticaba a Vladimir Putin.

El tribunal decidió dejar en detención preventiva a Nadejda Tolokonnikova y Maria Alejina, ambas madres de familia, hasta la audiencia prevista a fines de abril.

Se las acusa de "vandalismo cometido en grupo organizado" y podrían ser condenadas a una pena de hasta siete años de prisión.

El pasado 21 de febrero, cinco miembros de Pussy Riot, con la cara cubierta por capuchas de colores, cantaron en la catedral moscovita de Cristo Salvador una canción llamada "la oración punk", que criticaba al primer ministro Vladimir Putin, quien desde entonces fue elegido presidente ruso.