•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Decenas de familiares de los 361 reos que murieron hace un mes en un incendio en el penal hondureño de Comayagua (centro) realizaron este miércoles un mitín frente a la Fiscalía, demandando justicia y que entreguen todos los cuerpos de las víctimas, constataron periodistas de la AFP.

Al grito de "justicia, justicia", unas 50 personas desfilaron por una céntrica calle de Tegucigalpa y se concentraron frente a la sede del Ministerio Público (Fiscalía), en el sector noreste de la capital.

"Lo que deseamos es que haya justicia porque todos sabemos acá que hubo mano criminal y (los culpables) no se pueden quedar impunes", expresó a la AFP María Cristiana Paz (48), quien ya recibió el cadáver de su hijo y lo pudo sepultar en la ciudad de Siguatepeque, 125 km al norte de la capital.

"Decían que no había ni un baleado, a mi hijo lo mataron, estaba baleado. Lo miramos porque nosotros abrimos el ataúd en el cementerio, estaba baleado por la espalda, mi hijo estaba completito, no se quemó", aseguró la mujer que no identificó a su hijo.

"Lo que nos dicen es que esperemos que vengan las pruebas ADN", afirmó Alba Ana Guillén, de 57 años, quien espera que le entreguen el cuerpo de su hijo, José Neftalí Guillén (32), acusado de robo.

El penal de Comayagua, ubicado 90 km al norte de Tegucigalpa, se volvió un infierno la medianoche del 14 de febrero con 852 reclusos en su interior -el doble de su capacidad-, 361 de los cuales murieron atrapados en las celdas, calcinados y asfixiados por el humo.

Los parientes de las víctimas rechazan la versión oficial de que el fuego se produjo accidentalmente y aseguran que en la tragedia, la peor ocurrida en una cárcel en el mundo, medió mano criminal.

El fiscal general, Luís Rubí, salió a escuchar a los manifestantes, que le demandaron que se conozco a los responsables de las muertes y que se entreguen todos los cuerpos de víctimas.

Rubí invitó a dialogar en su oficina a una comisión representativa de los familiares.

Según el portavoz de la Fiscalía, Melvin Duarte, ya se han entregado 236 cuerpos de los 361 por lo que aún quedan 125 por entregar.