•   Kilis, Turquía  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El "convoy para la libertad" de activistas sirios que intentaban el jueves ingresar en Siria desde Turquía se detuvo en la ciudad fronteriza de Kilis y no irá más lejos, constató la AFP.

Esta caravana compuesta por unos centenares de personas, en su mayoría sirios exiliados o de la diáspora, había partido el jueves por la mañana de la ciudad turca de Gaziantep (sureste) en dirección de la frontera con Siria.

El objetivo de la caravana era aportar ayuda humanitaria a la población siria pero, como ya ocurrió a un convoy que partió de la misma ciudad el 12 de enero, no pudo acercarse al puesto fronterizo.

Una delegación de los organizadores que ocupaba dos vehículos fue escoltada por la policía turca hasta el puesto aduanero sirio situado en la salida de Kilis, en donde se les informó sobre la prohibición de ingresar en Siria, indicó uno de ellos.

El convoy, compuesto por tres autobuses y unos treinta vehículos adornados con banderas y equipados de altavoces, había partido al final de la mañana desde el aeropuerto de Gaziantep en dirección de Kilis, a 60 km al sur.

"Nuestro objetivo es presionar a nuestra manera sobre el gobierno sirio para que cese su embargo y la masacre de su propio pueblo", dijo Moayad Skaif, uno de los organizadores.

Según él, este movimiento nació a principios de año, en internet, por voluntad de los jóvenes de la diáspora de "hacer algo por el pueblo sirio".

Los participantes financiaron individualmente las donaciones y el material que transportan en tres pequeños camiones, como carpas, frazadas, artículos de tocador, alimentos o bebidas, indicaron. Skaif, residente en Doha, indicó que ante la negativa de ingresar en Siria repartirán los productos entre los refugiados sirios que llegan a Turquía.