•   Ankara, Turquía  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, criticó hoy en Ankara la Cumbre de las Américas, que calificó como una "cumbre de frases cliché y lugares comunes" a la que, dijo, no se prestará.

"Si tendremos que analizar, si asistimos, seguimos asistiendo, a esa clase de Cumbres, donde no se tratan y se busca resolver los problemas fundamentales de nuestra América sino tan solo hacer y decir lo políticamente correcto, en función del 'establishment', para eso no nos vamos a prestar", afirmó en una rueda de prensa durante su primera visita oficial a Turquía.

Correa respondía así a la pregunta sobre si asistirá a la Cumbre de las Américas que se celebrará en Cartagena de Indias (Colombia) el 14 y 15 de abril, a pesar de que Cuba no ha sido invitada.

"¿Cuál es el problema? Que esta cumbre de los Estados americanos no cuenta con Cuba, que es un Estado americano. Hablemos claro: ¿Por qué no participa Cuba? Por el bloqueo, el boicot de Estados Unidos", aseguró el presidente en el segundo día de su visita.

Correa recalcó que son cumbres "con frases clichés, lugares comunes, loas a la democracia, la democracia formal: votar cada cierto tiempo, no la democracia real que implica justicia, la libertad de expresión se entiende como libertad de las empresas (...) pero no se tratan los problemas fundamentales, ineludibles, impostergables de nuestra América".

Entre los "problemas impostergables" del continente citó el "bloqueo a Cuba que dura ya 50 años y rompe todos los principios del derecho internacional y la inadmisible, inaceptable colonización por parte de Inglaterra de las Islas Malvinas, al frente de las costas argentinas, colonialismo en nuestro siglo XXI".

El presidente ecuatoriano apuntó que "no somos enemigos de ningún gobierno: de hecho, yo viví durante cuatro años y tengo dos títulos universitarios de Estados Unidos, que es un país al que quiero mucho".

Sin embargo, "estamos en función de principios: que a estas alturas de la historia de la humanidad, a este nivel de integración Latinoamericana, aceptemos el bloqueo de un país por parte de otro, me parece escandaloso, por decir lo menos", agregó en referencia al embargo de EU contra Cuba.

Correa recalcó que "sin el ánimo de ofender a mis colegas americanos y menos aún al presidente (de Colombia Juan Manuel) Santos, al que no queremos causar ningún problema como anfitrión de esta cumbre, sí tenemos miedo de que nuestros pueblos se cansen que sus presidentes estén en cumbres y ellos en tantos abismos".