•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Colombia desea que todos los jefes de Estado y de Gobierno de los países invitados asistan a la Cumbre de las Américas, dijo hoy en Washington el coordinador colombiano de la reunión, Jaime Girón, después de que el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, pusiera en duda su participación.

"El deseo del Gobierno de Colombia es tener a todos los países en la cumbre", explicó Girón a los periodistas en una conferencia en el centro de estudios Diálogo Interamericano en Washington.

Colombia, el país anfitrión de la cumbre que se realizará el 14 y 15 de abril en la ciudad caribeña de Cartagena, "confía en que todos los países puedan asistir", remarcó Girón.

Girón respondió así a las declaraciones de Correa, quien hoy señaló en Turquía, donde está en viaje oficial, que tiene que analizar si asiste a cumbres "clichés", donde según dijo no se tratan los problemas "fundamentales" de América Latina y sólo se busca "decir lo políticamente correcto".

"Sin el ánimo de ofender a mis colegas americanos y menos aún al presidente (de Colombia, Juan Manuel) Santos, al que no queremos causar ningún problema como anfitrión de esta cumbre, sí tenemos miedo de que nuestros pueblos se cansen que sus presidentes estén en cumbres y ellos en tantos abismos", comentó Correa.

El mandatario ecuatoriano también criticó el embargo económico de EU a Cuba, así como el "boicot" a su participación en la Cumbre de Cartagena.

El presidente Santos viajó la semana pasada a La Habana para comunicar a su par cubano, Raúl Castro, su decisión de no invitarle a la Cumbre de Cartagena debido a que no se pudo lograr un consenso entre los países participantes para hacerlo.

El único Gobierno que ha manifestado abiertamente su rechazo a invitar a Cuba a Cartagena es el de Estados Unidos, que considera que ese país caribeño no cumple con el requisito democrático que los participantes en las Cumbres de las Américas establecieron en 2001.

La inclusión de Cuba en futuras Cumbres de las Américas no está "formalmente" en la agenda de temas que se abordarán en Cartagena, indicó hoy Girón.

No obstante, ningún asunto está "prohibido" y tanto el tema de Cuba como otros "pueden surgir de aquí a la cumbre" para ser incluidos en la agenda, aclaró.

Además, según Girón, habrá un segmento de la cumbre en el que los presidentes dialogarán a solas, a puerta cerrada, sobre todos los temas que consideren.