•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El actor y director estadounidense George Clooney, un fervoroso partidario del presidente Barack Obama, acudió hoy a la Casa Blanca para denunciar la crisis humanitaria que atraviesan las zonas fronterizas entre Sudán y Sudán del Sur.

Clooney, quien la pasada noche fue uno de los invitados a la cena de la Casa Blanca en honor del primer ministro británico, David Cameron, regresó de una gira por esa región hace dos días.

En declaraciones a los periodistas que cubren la Casa Blanca, agolpados a su alrededor, el actor indicó que pidió a Obama que convenciese al Gobierno de China para que se una a la presión internacional sobre el Gobierno sudanés con el objetivo de que este permita que las fuerzas de socorro entren en la frontera sur del país, una zona fuertemente azotada por la hambruna.

Según el actor, el presidente estadounidense se comprometió a tratar la cuestión con el presidente chino, Hu Jintao, en su próxima reunión bilateral.

Precisamente, el miércoles Clooney acudió a una audiencia del Comité de Exteriores del Senado para exponer su visión sobre Sudán y presionar a los legisladores del Capitolio para que actúen al respecto.

Pero no todas sus declaraciones se refirieron a los problemas que viven las regiones del sur de Sudán.

Preguntado acerca de su opinión sobre las posibilidades de reelección de Obama, Clooney, que ha donado dinero para su campaña, respondió que "espero que le vaya bien. Soy un demócrata y partidario del presidente. Espero que tenga éxito en las elecciones".