•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Departamento de Estado de Estados Unidos condenó "rotundamente" el arresto de 70 integrantes del grupo disidente cubano de las Damas de Blanco, que fueron detenidas el domingo y liberadas horas después por las autoridades cubanas.

"(Las Damas de Blanco) son miembros pacíficos de la sociedad civil de Cuba, y condenamos rotundamente las acciones tomadas contra ellas", dijo una portavoz del Departamento de Estado, Neda A. Brown, en un correo electrónico enviado a Efe.

"El hecho de que tantas integrantes de las Damas de Blanco fueran acorraladas y detenidas por el Gobierno cubano cuando se congregaban para celebrar servicios religiosos apenas una semana antes de la visita del Papa Benedicto (XVI), es particularmente reprensible y viola las reglas democráticas de las Américas", añadió.

Decenas de integrantes de las Damas de Blanco, entre ellas su portavoz, Berta Soler, fueron objeto a lo largo del fin de semana de arrestos temporales, hasta ser liberadas en la noche del domingo por las autoridades cubanas, según informaron a Efe en La Habana fuentes de este grupo disidente.

Las detenciones comenzaron el sábado, cuando el grupo intentó efectuar una marcha pacífica para conmemorar el noveno aniversario de la oleada represiva contra 75 opositores condenados durante la "Primavera Negra" de 2003.

También el domingo se produjeron detenciones, cuando las damas acudieron a la habanera iglesia de Santa Rita, como hacen todos los domingos para escuchar misa, y después realizar una caminata por la calle en defensa de los derechos humanos y abogar por la libertad de los presos políticos.

"Pedimos al Gobierno cubano que permita al pueblo de Cuba ejercer sus derechos abierta y pacíficamente, incluida la práctica de sus creencias religiosas, y expresarse libre y democráticamente", señaló la portavoz estadounidense.

Los arrestos han intensificado las denuncias de las Damas de Blanco sobre el supuesto "agravamiento" en las últimas semanas de la represión contra la disidencia interna y en especial contra ellas.

El grupo, que aboga en favor de la liberación de los presos políticos y el respeto a los derechos humanos en la isla, ha dicho que pidió al papa Benedicto XVI que les conceda "un minuto" durante la visita que el Pontífice realizará del 26 al 28 de este mes a la isla.