•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El sargento estadounidense Robert Bales, presunto asesino de 16 civiles afganos, será acusado formalmente "en los próximos días", dijo a la AFP un funcionario del ejército de tierra estadounidense (US Army).

En el sistema judicial militar estadounidense, el comandante de la unidad a la que pertenece el sospechoso debe firmar un documento que enumera los elementos inculpatorios recolectados por los investigadores militares. Ese documento califica jurídicamente las acusaciones contra el imputado.

Después, el acusado comparece, junto a sus abogados, a una audiencia preliminar, llamada "Article 32 hearing", antes de un eventual reenvío a la Corte Marcial.

Si es declarado culpable de sus crímenes, el suboficial podría enfrentar la pena de muerte, según el secretario de Defensa, Leon Panetta.

Robert Bales, un sargento de 38 años casado y padre de dos niños, abandonó en la noche del sábado 11 de marzo su base en el distrito afgano de Panjwayi, en la provincia de Kandahar (sur), antes de asesinar, en dos aldeas vecinas, a 16 personas, en su mayoría mujeres y niños, según los primeros elementos de la investigación. Luego retornó a su base y se entregó.

Fue transferido el viernes desde Kuwait hasta la base militar de Fort Leavenworth, en Kansas, bajo protesta de las autoridades afganas, que querían juzgarlo en el país.