•   Maracaibo, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El cónsul de Chile en la ciudad venezolana de Maracaibo, Fernando Berendique, espera que la muerte de su hija, fallecida después de que su vehículo fuera supuestamente tiroteado por policías, sirva de lección para formar a los futuros agentes y permita "limpiar" esas instituciones.

En su casa, donde llegaban allegados para expresar su pesar, Berendique explicó a Efe que Karen, la menor de sus hijos, perdió la vida el pasado viernes por la noche tras ser alcanzada por los disparos que alcanzaron la camioneta en que se dirigía junto a su hermano al cumpleaños de un amigo.

Relató que su hijo, quien iba al volante, retrocedió tras ser interceptados por un vehículo del que salieron hombres armados en una calle, donde además estaba apostada una camioneta negra, y que resultaron ser policías.

"¿Qué reacción esperan?", se preguntó al referirse a la actuación de su hijo. "¿Eso es profesionalismo, esos son policías?", agregó.

"No se justifica, son gente inexperta, hombres sin criterio. En qué parte del mundo (....) sucede algo así", señaló Berendique, sobre un hecho que ocurrió a escasas cuadras de su residencia y en una ruta que, dijo, usualmente toman.

El cónsul chileno exigió que se aclare lo ocurrido y que la muerte de su hija "sirva de lección para los futuros policías" y sus profesores.

"No pueden lanzarlos a la calle armados como si esto fuera una selva", apuntó el diplomático, quien espera que este hecho ayude a las autoridades a "limpiar los cuerpos policiales".

"Aquí hay muy buenos policías, pero lamentablemente también están infiltradas algunas mafias", lamentó.

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) confirmó la detención de 12 funcionarios de ese institución presuntamente vinculados con la muerte de la joven.

"Tengo entendido que ya hay algunos que han declarado, entre ellos hay una mujer", indicó Berendique, quien consideró que están "realmente actuando con mucha celeridad".

Señaló que cuando se habla de la inseguridad en el país "hay que empezar por la raíz".

"Si nosotros no tenemos una buena policía, una policía entrenada, una policía con condiciones, cómo vamos a atacar el hampa cuando en muchas ocasiones el hampa está más preparada que los mismos policías; esa es una de las exigencias que en este caso doloroso me atrevo a hacer", agregó el diplomático, en el país desde hace 23 años.

Relató que ha sido víctima de robo en siete ocasiones "a punta de pistola" y que incluso se salvó en una oportunidad de ser secuestrado.

El Gobierno de Venezuela expresó el domingo su "condolencia y pesar" a la familia de Berendique y prometió sancionar con "firmeza y objetividad" a los responsables del suceso.

"El Gobierno Bolivariano (...) garantiza que estos hechos y sus responsables serán sancionados y castigados con absoluta firmeza y objetividad, conforme al marco legal vigente", indicó en un comunicado el Ministerio del Interior.

El sábado, el director del Cicpc, José Humberto Ramírez, repudió el incidente considerando que se trata de un "hecho aislado, personalista y que no tiene nada que ver con las directrices de la institución".

Consultado por Efe, el gobernador del estado Zulia, del que Maracaibo es capital, Pablo Pérez, lamentó que la joven falleciera "por una mala praxis policial y un abuso que se presentó allí".

"Tenemos que investigar bien cómo es la situación", demandó el gobernador.

Advirtió que en el procedimiento no se cumplieron "los parámetros" establecidos por la ley sobre los puntos de control, entre otros, que no había "señalización de ningún tipo".

"Y la respuesta no puede ser a plomo, como dice uno popularmente", apuntó Pérez.