•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La muerte de la hija del Cónsul de Chile en Maracaibo a manos de agentes de la Policía Científica desató la indignación sobre los abusos policiales y la impunidad en el país, donde hasta 20% de los delitos son cometidos por uniformados, según cifras oficiales.

Karen Berendique, de 19 años, hija del cónsul chileno Fernando Berendique, se trasladaba el viernes por la noche en una camioneta en Maracaibo junto a su hermano, de 28 años, cuando se toparon con una comisión policial en labores de investigación que les ordenó detenerse.

Los dos jóvenes, desconfiando de los agentes, del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, CICPC, no atendieron la voz de alto. De inmediato, los funcionarios emprendieron la persecución del vehículo, durante la cual Berendique fue alcanzada por tres balas, según ese cuerpo policial.

Doce agentes permanecen detenidos en relación con esa muerte, que el vicepresidente venezolano, Elías Jaua, aseguró el lunes será esclarecida y “castigados los responsables”.

“Fue un procedimiento irregular, desproporcionado e ilegal. Si no hay amenazas a la vida de los policías o de terceros, ellos tienen prohibido usar las armas de fuego”, expresó la secretaria del Consejo Nacional de Policía, Soraya El Achkar, citada por el diario El Nacional.

Brutalidad policial
En 2009, año del que fechan las últimas cifras oficiales, el ministro del Interior, Tarek El Aissami, indicó que entre “un 15 y un 20%” de los crímenes registrados en el país eran cometidos por policías. Sobre todo los delitos que comportan más violencia, como homicidios y secuestros.

Anteriormente, en 2008, un informe de la Comisión para la Reforma Policial, Conarepol, revelaba que de los 110,137 policías que había entonces en el país, 18,313 (16.62%) habían sido denunciados por abusos graves entre 2000 y 2007.

Según la organización de Derechos Humanos, Provea, en el país se registraron 2,685 muertes “por resistencia a la autoridad”, según su informe de 2010.

El problema de los abusos policiales en Venezuela es histórico, indica a la AFP Elsie Rosales, investigadora de la Universidad Central de Venezuela, UCV y exmiembro asesor de la Conarepol.

“Hasta 2006, cuando inició el proceso de la reforma policial, no existió en el país ningún tipo de legalidad policial”, lo cual generó una proliferación desordenada y sin control de los cuerpos de Seguridad y sus consecuentes abusos y desviaciones, señaló la experta.