•   Toulouse, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cuatro personas, entre ellas tres niños, fueron asesinadas ayer lunes a balazos en una escuela judía en Toulouse, ubicada al suroeste de Francia, por un individuo que, según las autoridades, es el mismo que mató a tres militares franceses en esa región la semana pasada.

Las víctimas mortales son un profesor de religión de 30 años y dos de sus hijas, de 3, 6 años, así como otra niña de 10, precisó la Fiscalía, que indicó que el ataque dejó al menos a otras cinco personas heridas, una de ellas en estado grave.

El ataque cometido en la hermosa “ciudad rosa” causó horror y conmoción en Francia y en el mundo, y provocó la suspensión de la campaña presidencial, al menos por dos días, y llevó a elevar la alerta terrorista en la región de Toulouse.

El presidente Nicolas Sarkozy, que aspira a ser reelecto en los comicios del 22 de abril y 6 de mayo, anunció por la noche que suspendía su campaña electoral “al menos hasta el miércoles”.

Máxima alerta terrorista
EL mandatario francés, que declaró que “la motivación antisemita” del ataque contra la escuela judía “parece evidente”, afirmó que el pistolero es el mismo que asesinó a tres soldados la semana pasada en Toulouse y en la cercana localidad de Montauban.

“Sabemos que es la misma persona”, declaró en rueda de prensa en Toulouse tras haber elevado el nivel de alerta terrorista en esta región del suroeste del país.

El horror empezó hacia las ocho de la mañana, hora local, cuando un hombre a bordo de una moto abrió fuego contra un grupo de padres y niños que se hallaban a las puertas del colegio judío Ozar Hatorah, situado en un barrio residencial de Toulouse.

El individuo entró luego en el centro y persiguió a los alumnos abriendo fuego, antes de darse a la fuga en la moto. “Disparó contra todo lo que tenía por delante”, indicó el fiscal de la República, Michel Valet.

“Disparó, a un rav -profesor de religión- y sus dos hijas fueron abatidas”, contó la responsable regional del Consejo Representante de Instituciones Judías en Francia, CRIF, Nicole Yardeni.

“Luego entró al patio del colegio, agarró a una niña, la hija del Director y le disparó directamente a la cabeza, después huyó”, añadió.

Misma moto, misma arma
La Fiscalía antiterrorista abrió una investigación por los tres ataques, al comprobarse que el arma y la moto usada por el pistolero en su ataque contra el colegio judío es la misma que se empleó en dos ataques recientes en esa región.

Todos los políticos franceses condenaron el ataque. “Es toda la República francesa la que está afectada por este drama abominable”, declaró Sarkozy, que viajó inmediatamente al lugar de los hechos y decretó “un minuto de silencio” el martes en todas las escuelas de Francia.

Por su lado, el candidato socialista, François Hollande, que también viajó a Toulouse, llamó a “hacer todo para que las acciones antisemitas y el racismo lleven a una respuesta común y firme de toda la República.

El hecho que el asesino sea el mismo que la semana pasada mató a tres militares e hirió gravemente a otro en la misma región ha incrementado el miedo y la alarma.

El arma calibre 11.43 utilizada en ataque contra el colegio judío “es la misma” que fue usada en el asesinato de dos soldados de un regimiento de paracaidistas en Montauban, el jueves pasado, y en el asesinato de otro militar cometido el domingo 11 de marzo en plena calle en Toulouse, indicaron fuentes cercanas a la investigación.

También la misma motocicleta T-MAX de marca Yamaha fue utilizada en los tres ataques, añadió la fuente.