•   Toulouse, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los cadáveres de los tres niños judíos y del rabino asesinados el lunes en Toulouse fueron sacados el martes de la escuela en la que murieron y fueron velados para emprender su último viaje hacia Israel, donde serán enterrados, constató la AFP.

Los cadáveres serán llevados al aeropuerto para ser trasladados a París, desde donde un avión los llevará a Israel para su inhumación el miércoles.

Los féretros salieron de la escuela entre los lamentos desgarradores de los presentes.

En el aeropuerto de París-Roissy está prevista una ceremonia a puerta cerrada, a la asistirá el presidente Nicolas Sarkozy, antes del traslado a Israel. El canciller Alain Juppé acompañará hasta Israel los féretros y las familias de las víctimas.

Jonathan Sandler, de 30 años, profesor de religión, sus dos hijos Gabriel y Arieh, de 4 y 5 años, y Myriam Monsonego, de 7, hija del director de la escuela, fueron velados toda la noche en la escuela Ozar Hatorah, escenario de la matanza, cometida fríamente por un hombre sospechoso de haber matado también en los últimos ocho días a tres militares franceses.

Jonathan Sandler, de nacionalidad francesa, vivió varios años en Israel, y los tres niños tenían la doble nacionalidad francesa e israelí.