•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Una "narcomanta" colocada por supuestos miembros del cartel mexicano de narcotraficantes y sicarios Los Zetas, en el norteño departamento de Petén, advirtieron a las autoridades guatemaltecas que realizarán ataques a civiles si continúan con la persecución en contra de sus integrantes.

"A todas las autoridades civiles y militares y población en general parenlen (detengan) persecución contra la raza o empezaremos a matar. Vamos a lanzar granadas en discos y centros comerciales en Petén (...) porque esto es territorio 'Z' no queremos una guerra contra el gobierno esto es una advertencia. Z200", señala el apócrifo instalado frente a un escuela.

El gobernador de Petén, Henry Amézquita, dijo a medios locales que junto a los jefes del Ejército y la Policía Nacional Civil (PNC) de ese departamento han iniciado las investigaciones para determinar el origen de la "narcomanta", y atribuyó las mismas a "grupos que quieren desestabilizar".

Según Amézquita, las acciones de Los Zetas pueden ser "una represalia" por la captura, el lunes en ese departamento, de un supuesto líder de ese grupo criminal identificado como el guatemalteco Gustavo Colindres.

El ministro guatemalteco de Gobernación (Interior), Mauricio López, dijo a periodistas que la captura de Colindres, alias "Rochoy", se registró en el municipio de Poptún, donde se desempeña como jefe de logística de una célula de Los Zetas.

El pasado 12 de marzo varias "narcomantas" fueron colocadas por supuestos miembros de Los Zetas en transitados bulevares de la capital guatemalteca, en la que manifiestan apoyo a la propuesta del presidente de este país, Otto Pérez Molina, de despenalizar las drogas.

En las "narcomantas", también firmada por "Zeta 200", el supuesto jefe de la cédula de ese cartel mexicano que opera en Guatemala, también se expresan a favor de la lucha en contra de las pandillas juveniles conocidas como "maras", a las que las autoridades responsabilizan de gran parte de los crímenes que a diario se registran en este país.

"Pérez y (la vicepresidenta Roxana) Baldetti, cumplan legalizar las drogas, y apoyamos lucha contra maras... Zeta 200", y "Gracias general Otto Pérez y Roxana Baldetri por legalizar las drogas... Zeta 200", se lee en las mantas colocadas sobre puentes de transitados bulevares en el suroeste y centro de la capital guatemalteca.

En esa ocasión, el mandatario restó importancia a los mensajes y responsabilizó de las mismas a opositores políticos que no identificó.

El Gobierno ha reconocido que Los Zetas son la agrupación criminal más poderosa que opera en este país centroamericano, y que en la actualidad no existe en Guatemala "ningún otro cartel con influencia (...) más que de Los Zetas".

Esa agrupación, a la que se atribuye decenas de asesinatos en este país, opera principalmente en las zonas del norte, noreste y noroeste de Guatemala.