•   México  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

El presidente de México, Felipe Calderón, afirmó hoy que el terremoto de magnitud 7,4 grados en la escala de Richter que sacudió hoy el centro y sur del país causó "un susto muy fuerte", pero hasta el momento no hay vidas que lamentar ni daños mayores.

De visita a Monterrey, la capital del norteño estado de Nuevo León, el mandatario dijo que en la información recabada hasta ahora sólo hay registro de daños menores que "se están atendiendo y reparando".

"Los hospitales, las clínicas, están funcionando bien, con normalidad, algunos cristales rotos, mucho susto, mucho pánico, es cierto, pero (el sistema sanitario) está bien", agregó.

Viviendas afectadas
Más de 500 viviendas resultaron dañadas o colapsadas en poblados del sur de México por el sismo de 7,4 grados de magnitud que sacudió al mediodía de este martes buena parte del país y que hasta ahora no deja víctimas, informó el gobernador del estado de Guerrero, Angel Aguirre.

"Hay daños en más de 500 casas dañadas o colapsadas", pero "no tenemos pérdidas humanas en los poblados de los estados de Guerrero y Oaxaca" en cuyos límites tuvo epicentro el terremoto, dijo Aguirre en una entrevista con la televisora Milenio.

El gobernador añadió que se están realizando recorridos para revisar escuelas y edificios públicos y que se establecerán albergues en Ometepec, el poblado más cercano al epicentro, así como en comunidades aledañas.