•   Ottawa, Canadá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El correo de Canadá emitió cinco nuevos sellos sobre el Titanic con motivo del centenario del hundimiento del famoso transatlántico, recordando que barcos canadienses recogieron en el mar a cientos de cuerpos de las víctimas.

Cuatro sellos para envíos dentro de Canadá representan la proa y la popa del buque de la compañía británica White Star.

El quinto sello, de tarifa internacional, muestra al transatlántico navegando en un mar en calma, con un mapa de su primera y última travesía entre Southampton y Nueva York, interrumpido frente a Terranova por una colisión con un iceberg en la noche del 14 al 15 de abril de 1912.

"Este fue el objeto móvil más grande de todos los tiempos que tras partir en su viaje inaugural choca contra un iceberg y termina en una tragedia", dijo Dennis Page, un artista que ayudó a diseñar las estampillas, sobre la impresión que quiso ilustrar.

"Me imaginé a mí mismo de pie debajo de la proa mirando hacia arriba, lo que realmente ofrece ese punto de vista y perspectiva de lo impresionante que pudo ser algo así".

El Titanic, el barco más grande y ambicioso de la época, fue promocionado como insumergible. De las 2.224 personas a bordo en su viaje inaugural, 1.514 perecieron.

Los sobrevivientes fueron llevados por el RMS Carpathia a Nueva York, mientras que cuatro barcos canadienses que partieron del puerto de Halifax, Nueva Escocia (noreste de Canadá), recogieron 328 cadáveres flotando en el océano. Otros barcos de vapor recuperaron cinco víctimas más.

Los restos del buque se encontraron en 1985 a cerca de 4.000 metros de profundidad. La película "Titanic", del canadiense James Cameron, estrenada en 1997, revivió el interés en el drama.

"Incluso al día de hoy, Canadá, y especialmente Halifax, tienen una conexión humana permanente con la historia del Titanic", dijo el ministro de Defensa canadiense, Peter MacKay, quien representa a un distrito electoral de Halifax.

"El legado canadiense del Titanic aún resuena fuertemente para todos", agregó.

Unos 150 cuerpos de víctimas de la tragedia fueron enterrados en Halifax.