•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un grupo de mariachis y otro de danzas folclóricos recibió este viernes al papa Benedicto XVI a su llegada a México, en medio de un fuerte sol ante el que el Pontífice, que se apresta a cumplir 85 años, no dio muestras de cansancio.

"Esta es la juventud del Papa", y "Benedicto, hermano ya eres mexicano" coreaba constantemente la muchedumbre, compuesta mayormente por grupos de jóvenes estudiantes apostados en el aeropuerto, durante la ceremonia en la que el presidente Felipe Calderón recibió a Benedicto XVI, que realiza su primera visita a México y Cuba.

El Papa, sin mostrar aparentemente signos de cansancio por el largo viaje, saludó afectuosamente a decenas de niños, mujeres e indígenas venidos desde distintos puntos de México y vestidos con sus trajes típicos, mientras un conjunto de Mariachi interpretaba algunas de las canciones más tradicionales del folclore del país como "Viva México" y "Guadalajara".

El Pontífice se detuvo particularmente ante un pequeño en silla de ruedas a quien bendijo, en medio de un fuerte sol y temperaturas de 30 grados, a pesar de que se había previsto que la llegada fuera al atardecer.

Más de 3.500 invitados especiales recibieron al Papa en el aeropuerto, mientras en las afueras otras decenas de miles se apretujaban para ver el paso del Papamóvil, en el que inició un recorrido de 34 km hasta la vecina ciudad de León, donde Benedicto XVI se alojará en el colegio de monjas de Miraflores.

En esta segunda visita a América Latina, pues ya había estado en Brasil en 2007, Benedicto XVI visitará tres ciudades de México y dos de Cuba.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus