•   MONTEVIDEO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno uruguayo pidió ayer “tranquilidad y esfuerzo” para recuperar la confianza en el sistema de salud, dañado por el caso de los “ángeles de la muerte”, mientras la oposición exigió responsabilidades por “la falta de control” que costó la vida al menos a 16 personas.

Tras varios días de asombro y desconcierto en todo el país por las revelaciones del caso de los dos enfermeros que asesinaron a los pacientes de unidades de Cuidados Intensivos de dos hospitales de Montevideo, los intentos para controlar los daños y la búsqueda de consecuencias políticas tomaron ayer el centro de atención.

El ministro de Salud Pública, Jorge Venegas, compareció por más de siete horas ante la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados y de Senadores para explicar las acciones del Ejecutivo ante lo sucedido y responder a las consultas de la oposición.

Según informó el ministro, contener la alarma social causada por los sucesos se convirtió en uno de los principales objetivos de su Ministerio, además de apoyar a los trabajadores de la Salud, muy golpeados por lo sucedido.

“Venimos a dar toda la información. Ahora hay que hacer dos cosas: crear la tranquilidad en un momento difícil y doloroso y luego no crear la confianza, sino construirla y reconstruirla”, dijo Venegas, quien también envió un mensaje de “fuerza, ánimo y confianza” a todo el sector sanitario de Uruguay.

Niegan casos similares
En este sentido, los responsables del Ministerio rechazaron la existencia de más casos similares a estos en el país y negaron haber recibido nuevas denuncias.

“Si se sabe de nuevos casos lo haremos saber, pero tenemos que concienciar a la población de que estos son solo dos asesinos que actuaron en el marco de la salud. Eso no tiene que significar sospechas para todos los trabajadores del sector”, afirmó ante la prensa el director de Sanidad del Ministerio, Yamandú Bermúdez.

Para la oposición, sin embargo, la existencia de dos asesinos que pudieron haber actuado impunemente en el seno de la sanidad uruguaya sin que saltara ninguna alarma, reveló una total “falta de control” de las autoridades y la ignorancia del ministro, que se enteró del caso el día 17 de marzo pese a que la policía investigaba los sucesos desde principios de año.

Además, denunciaron la existencia de informes realizados en el Hospital Maciel, donde actuó uno de los asesinos, en los que se revelaba un enorme incremento en la mortalidad de los pacientes de la unidad de Cuidados Intensivos, a la que no prestaron atención.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus