•   Puerto Príncipe, Haití  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Helen Clark, llamó hoy a Haití a resolver los asuntos de inestabilidad política para solucionar los problemas de desarrollo que afectan el país.

En un encuentro con la prensa al término de una visita de tres días al país caribeño Clark dijo que es "muy importante" la aprobación de un nuevo primer ministro tras la renuncia del cargo el pasado 24 de febrero de Garry Conille.

El presidente del país, Michel Martelly, designó como primer ministro al actual ministro de Relaciones Exteriores, Laurent Lamothe, quien ya llevó sus documentos ante el Senado para buscar la ratificación.

Clark, quien terminó hoy su segunda visita al empobrecido país caribeño tras el potente sismo de 2010 que dejó más de 300.000 muertos y 1,5 millones de damnificados, expresó también su esperanza de que el Ejecutivo publique una serie de enmiendas constitucionales aprobadas por el Parlamento y que se realizan elecciones senatoriales parciales y municipales.

A su juicio, estas etapas son necesarias para "salir del callejón político y avanzar hasta el relevo del país".

"Los políticos deben resolver sus problemas para permitir al país avanzar", enfatizó y agregó: "Espero que esto se realice".

Al comunicar su impresión sobre la situación general en Haití, la administradora del PNUD dijo que ha visto "progresos", "mucha esperanza", pero también "mucho sufrimiento".

"Pero hay luz al final del túnel", afirmó Clark, quien dijo haber constatado que el "proceso de reconstrucción" tras el terremoto de 2010 "está en curso", pero que hay necesidad de un "reforzamiento institucional".

Sobre Martelly, con quien se reunión, dijo que es "una persona muy comprometida".

A propósito del trabajo de retirar los escombros en que se convirtieron cientos de edificios de esa ciudad a causa del terremoto, la administradora del PNUD estimó que es "un trabajo intensivo y muy duro", que permite también "crear empleos".

Más del 60 % de los 10 millones de metros cúbicos de escombros causados por el terremoto han sido retirados en operaciones realizas por agencias de la ONU, coordinadas por el PNUD, según este último organismo.

Clark expresó también su preocupación sobre la escasez de financiación para responder a las necesidades que enfrenta Haití en estos momentos.

"Voy a tocar puertas", prometió y animó a la administración de Martelly a establecer una estructura que puede reemplazar la Comisión Interina para la Reconstrucción de Haití (CIRH), que no existe desde octubre pasado.

Con relación a las lluvias que afectan Haití desde hace más de una semana, Clark constató "un crecimiento de los riesgos de inundaciones".

Sobre este tema, el responsable de la Oficina de Coordinación de los Asuntos Humanitarios (OCHA), Nigel Fisher, quien acompañó a Clark, dijo que la ONU está "muy preocupada" por la situación.

Las lluvias son "severas" y hay "complicaciones para los que viven en los campamentos" de la capital.

Las "carpas son débiles" y "deben ser reemplazadas", agregó, mientras que subrayó que "los financiamientos se han disminuido".

El principal problema en este momento es que "los canales de evacuación de aguas de lluvias están obstruidos desde muchos años" y no es está claro como liberarlos, señaló.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus