•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El sismo de magnitud 7,1 que sacudió el centro de Chile la tarde del domingo, considerado por especialistas como una réplica del terremoto ocurrido en 2010, dejó un saldo de 14 heridos y unas 25.000 personas evacuadas preventivamente por riesgo de tsunami, quienes revivieron el temor por una posible crecida del mar.

El movimiento telúrico dejó un saldo total de 11 lesionados en la Región del Maule, 2 en la Región Metropolitana y 1 en el Biobío, confirmó en un último balance el jefe nacional de la Oficina Nacional de Emergencias (ONEMI), Miguel Ortiz.

"Es una réplica tardía del terremoto del 27 de febrero (de magnitud 8,8), así lo ha manifestado el servicio sismológico nacional. Hay que recordar que después de un sismo de las características del 27 de febrero, inclusive pueden esperarse réplicas después de cinco años" señaló Ortiz.

Según datos oficiales, unas 24.283 personas fueron evacuadas de forma preventiva entre las regiones de Valparaíso y Biobío. Inmediatamente después del sismo, la ONEMI decretó una evacuación preventiva que fue cancelada minutos después, cuando el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada descartó riesgo de tsunami.

Sin embargo, luego de algunas observaciones que detectaron un recogimiento del mar de unos 40 metros, la ONEMI reactivó la evacuación preventiva en la región del Maule durante unas dos horas. En otras regiones, hubo personas que evacuaron de forma voluntaria para resguardarse.

El sismo, la caída de los sistemas de comunicación y las órdenes de evacuar por temor a un tsunami hicieron revivir el temor de muchos chilenos damnificados por el anterior terremoto y posterior maremoto que dejó más de 500 víctimas.

Un centenar de ellos decidió pasar la noche en puntos elevados frente la costa de Constitución, uno de los balnearios que más sufrió con el tsunami del 2010.

La ONEMI informó que hasta el momento, se reportan 18 réplicas producto del sismo del domingo, la mayor de las cuales registró una magnitud de 4,7.

Paralelamente, unas 8.000 personas fueron afectadas por cortes en el suministro eléctrico, que ya se encuentra restablecido.

En la localidad costera de Constitución, cercana al epicentro del sismo, se suspendieron las clases para evaluar los daños en las escuelas.