• Bogotá, Colombia |
  • |
  • |
  • ACAN EFE

El Presidente de Ecuador, Rafael Correa, es el único de los 33 gobernantes del continente invitados a la VI Cumbre de las Américas que se celebrará el 14 y el 15 de abril en la ciudad colombiana Cartagena de Indias, que no ha confirmado su asistencia, informaron ayer fuentes oficiales.

“El único que falta es Correa”, indicó a EFE una portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, al detallar que en los últimos días la Cancillería no ha recibido respuesta por parte del gobierno ecuatoriano.

Correa levantó una polémica en torno a esta Cumbre, cuando propuso a sus socios de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ALBA, no acudir a la cita de Cartagena si no era invitado el gobierno de Cuba.

Aquello dio lugar a una gran campaña de consultas diplomáticas por parte de Colombia, presionada por la negativa de Estados Unidos, y llevó al propio presidente Juan Manuel Santos a viajar a La Habana y pedirle a su par cubano, Raúl Castro, que entendiera los motivos por los que no podía ser invitado, que no son otra cosa que falta de consenso.

Y es que de forma reiterada Estados Unidos, cuyo presidente Barack Obama, también ha confirmado su asistencia a la Cumbre de Cartagena, ha afirmado que Cuba no debe estar incluida en este tipo de reuniones por no tratarse de un régimen democrático.

Pero Correa ha insistido en que Cuba debe estar presente en las Cumbres de las Américas, que se iniciaron en 1994 y se celebran cada dos años; por lo que todo apunta a que éste es el motivo por el que no ha confirmado aún su asistencia a la cita cartagenera.

La canciller colombiana María Angela Holguín reiteró en una reciente reunión con periodistas de agencias extranjeras, que “la discusión --sobre Cuba-- se va a dar” en Cartagena, porque una buena parte de los países del continente consideran que esta sexta Cumbre debe ser la última sin Cuba.