• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • ACAN EFE

Estados Unidos suspendió la ayuda de alimentos a Corea del Norte, por considerar que el satélite que tiene previsto enviar Pyongyang el próximo mes, viola el acuerdo internacional que prohíbe el lanzamiento de misiles, indicó ayer un funcionario del Pentágono.

El lanzamiento “refleja su falta de deseo de continuar con sus compromisos internacionales, por lo que nos hemos visto obligados a suspender nuestras actividades para dar ayuda alimentaria a Corea del Norte”, dijo el secretario de Defensa para Asuntos de Asia y el Pacífico, en funciones, Peter Lavoy, ante el Congreso.

El anuncio se da poco después que Corea del Norte, bajo el nuevo liderazgo de Kim Jong-un tras la muerte de su padre Kim Jong-il, el pasado diciembre, se comprometiera con Estados Unidos a imponer una moratoria de sus programas nucleares y de misiles a cambio de ayuda alimentaria.

El acuerdo prohíbe el lanzamiento de misiles a Corea del Norte y, según explicó Lavoy, cuando lo suscribieron “indicamos que la puesta en órbita de un satélite lo interpretaríamos como un lanzamiento de misil, debido a que se utiliza esa tecnología”.

Corea del Norte anunció a mediados de mes su intención de poner en órbita, entre los días 12 y 16 de abril, un satélite de observación terrestre, mediante un proyectil de largo alcance, para conmemorar el centenario del nacimiento del fundador del país, Kim Il-sung.

EU, Corea del Sur y otros países han instado a Corea del Norte a cancelar sus planes, ya que consideran que encubre un ensayo de misiles de largo alcance que violaría una Resolución de la ONU, pero el régimen de Kim Jong-un ha reafirmado su intención de seguir adelante con su cometido.

Acto de provocación
“El potencial de un acto de provocación de Corea del Norte en 2012 continúa siendo una gran preocupación”, dijo Lavoy y señaló que con motivo del centenario del nacimiento del fundador del país, Kim Il-sung, Corea “tratará de mostrar que se ha convertido en una nación fuerte y próspera”.

Lavoy señaló que el líder norcoreano, Kim Jong-un, “en el proceso de consolidación del poder y de su legitimidad, tal vez pueda hacerlo a través de un acto de provocación o de exhibición de la fuerza”.

Por otra parte, dijo que Corea del Norte continúa buscando lograr “capacidades asimétricas”, especialmente en las áreas de misiles nucleares y la cibernética que, según advirtió, le darían “la capacidad de atacar o provocar a la República de Corea con poca advertencia”.

El funcionario destacó la alianza con Corea del Sur, donde EU tiene presencia militar estable desde el fin de la Guerra de Corea (1950-53) para disuadir de un ataque a su vecino del Norte, como la “piedra angular” de la estrategia en la región Asia-Pacífico.