• Bogotá, Colombia |
  • |
  • |
  • AFP

La operación que permitirá la liberación de 10 rehenes en poder de las FARC comenzará el sábado y se extendería por una semana, afirmó el miércoles la ex senadora Piedad Córdoba, líder de la ONG Colombianos y Colombianas por la Paz y mediadora en el rescate.

"Vamos el sábado por los helicópteros (brasileños), regresamos el domingo. El lunes las primeras liberaciones y al día siguiente descansamos, para el miércoles las segundas liberaciones", declaró Córdoba a la salida de una reunión en la sede del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Bogotá.

De acuerdo con lo acordado entre Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP), el gobierno nacional y el CICR para permitir la liberación de los rehenes el Ejército cesará operaciones en las zonas en donde vayan a ser entregados, a partir del domingo a las 18H00 locales (23H00 GMT) y hasta el martes a las 06H00 locales (11H00 GMT).

Un segundo cese de operaciones militares se dará entre el martes a las 18H00 locales (23H00 GMT) y el jueves a las 06H00 locales (11H00 GMT).

El gobierno ha dicho que para poner en marcha esa logística, la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) deberá informar sobre las áreas en donde se realizarán las liberaciones, a más tardar este sábado a las 19H00 locales (00H00 GMT).

"Si la información la entregan (las FARC) el 31 de marzo antes de las 19H00 locales (00H00 GMT) se puede hacer cese de operaciones militares en esa área geográfica a partir de las 18H00 locales (23H00 GMT) del 1 de abril hasta las 06H00 locales (11H00 GMT) del día 3 de abril", señaló a periodistas el viceministro de Defensa, Jorge Bedoya.

Córdoba, quien ya ha propiciado otras liberaciones de uniformados y políticos en poder de las FARC, había dicho el domingo que el 31 de marzo viajará a Brasil para traer a Colombia los helicópteros facilitados por el gobierno de ese país para la operación.

Los helicópteros llegarán a la ciudad de Villavicencio (unos 110 km al sur de Bogotá), desde donde partirán para recoger a los rehenes seis agentes de policía y cuatro militares que llevan entre 12 y 13 años secuestrados en lo profundo de la selva.

Las FARC, la guerrilla más antigua de Colombia con 47 años de sangrienta lucha contra el Estado, aseguran que estos son los últimos uniformados rehenes que mantienen en su poder.