• Tegucigalpa, Honduras |
  • |
  • |
  • ACAN-EFE

Un reo decapitado y otro herido es el saldo de un amotinamiento registrado hoy en el presidio de San Pedro Sula, norte de Honduras, en el que además se registró un incendio que fue controlado, informó un portavoz de la Policía.

"La situación ya está controlada", dijo el portavoz policial a los periodistas, además de confirmar el extremo de que un reo, no identificado, fue decapitado y que su cabeza era lanzada "de un lado a otro" por sus compañeros de prisión.

La misma fuente confirmó que otro recluso, tampoco identificado, resultó herido y fue ingresado al Hospital Mario Catarino Rivas, estatal.

El informante indicó que se está investigando el hecho, mientras que un oficial del Cuerpo de Bomberos, no identificado, dijo a los periodistas que el fuego al parecer puedo haberse iniciado en una panadería de la prisión y que las altas temperaturas pudieron agitarlo, aunque "fue controlado" a tiempo.

El oficial indicó, además, que los bomberos tuvieron que protegerse porque adentro de la prisión había reos que "querían que el fuego siguiera y otros no", y que al menos dos mujeres que estaban de visita "se desmayaron" por el humo y fueron auxiliadas por los bomberos.

El siniestro inició pasadas las 11.30 horas locales (17.30 GMT), pero en principio hubo hermetismo por parte de las autoridades del penal y de la Policía.

Desde las afueras del presidio se observaba una columna de humo negro, según imágenes externas de un canal de televisión local, pero unos 20 minutos después el fuego estaba controlado, según el informe preliminar de los bomberos.

Familiares de los reos que estaban de visita en la prisión fueron desalojados, mientras que otras unidades de los bomberos y socorristas de la Cruz Roja se apostaron en el exterior de la prisión atendiendo un llamado de las autoridades del penal, dijo un suboficial de la Policía.

En mayo de 2004 un incendio en el mismo presidio de San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante de Honduras, dejó 107 reos muertos.

Entonces, las autoridades indicaron que el incendio obedeció a "causas estructurales".

El 14 de febrero pasado se registró un incendio en la Granja Penal de Comayagua, centro, que dejó un saldo de 360 reos muertos y una mujer que visitaba a su marido preso.

La causa del siniestro del penal de Comayagua, unos 80 kilómetros al norte de Tegucigalpa, fue accidental, según un informe de expertos de Estados Unidos.

El sistema penitenciario hondureño compuesto por 24 prisiones, es obsoleto, con una capacidad global para unos 8.000 reclusos, pero la población penitenciaria supera los 12.000, según fuentes oficiales y organismos de derechos humanos.