•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Más de 300 bomberos, con el apoyo de siete helicópteros y una avioneta, luchaban el sábado contra 45 fuegos forestales declarados en la región española de Asturias (norte) propiciados por la sequía excepcional que asola el país, anunciaron los bomberos.

"Permanecen activos en la región 45 fuegos", informó una portavoz de los bomberos asturianos, sin poder precisar el número del hectáreas afectadas, "porque los helicópteros, que son los que se encargan de perimetrar la zona, están expresamente dedicados a la extinción".

"En las tareas de extinción trabajan 320 efectivos" con el apoyo de "ocho aeronaves", precisó un comunicado. El gobierno regional aportó cuatro helicópteros y una avioneta, y el ministro español de Medio Ambiente tres helicópteros, agregó.

Según los meteorólogos, España vive el invierno con menos precipitaciones desde los años 1940. La vegetación se resiente de la sequía y los incendios forestales, frecuentes en verano, comenzaron varios meses antes de lo habitual.

El martes murió un bombero en Galicia (noroeste) mientras luchaba contra un incendio forestal.

Según el ministerio español de Agricultura, entre el 1 de enero y el 29 de febrero el país registró 3 mil 092 incendios forestales, un 55,3% más que la media para este período en los últimos diez años.

La superficie afectada hasta esa fecha era de 13.542 hectáreas, es un 24,1% superior a la media.

Desde entonces se declararon numerosos focos en varias regiones del país.

Unas mil 500 hectáreas ardieron en Cataluña y mil 900 en Aragón (noreste) a mediados de marzo en fuegos que se aproximaron peligrosamente a las viviendas y provocaron la evacuación de cientos de personas.