•   Toulouse, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Película mexicana conquista el gran premio de Festival de Toulouse

La película mexicana "Los Últimos Cristeros", de Matías Meyer, X sobre un capítulo sangriento de la historia de México, conquistó el sábado el gran premio Flechazo del Festival CineLatino de Toulouse, sudeste de Francia.

La película, de una gran fuerza visual, sume al espectador en el paisaje dramático y desolador de La Cristiada, la guerra entre la Iglesia y el Estado mexicano (1926-1929 y 1932-1938).

El largometraje -una coproducción mexicano-holandesa- aún no ha sido estrenado en México, donde este capítulo de la historia es desconocido para una gran parte de la población.

El joven director explicó a la AFP en Toulouse que su padre, Jean Meyer, es el gran experto de La Cristiada, la guerra entre los combatientes de Cristo Rey y las fuerzas del gobierno mexicano.

"Él recogió los testimonios orales de campesinos supervivientes de ese conflicto, que se volvieron casi como de nuestra familia. De niño yo iba mucho con mi padre al campo, a visitar a los descendientes de los Cristeros", dijo el realizador.

"Eso me llevó a querer tratar esa epopeya en el cine, pero quería sobre todo recrear esa atmósfera, esas sensaciones", explicó Meyer, autor de una película que llama a la reflexión sobre el compromiso, ya sea religioso, político o personal.

Películas de Chile, Brasil y Argentina fueron también galardonadas en este Festival, que ofrece cada año un panorama exhaustivo de la última producción cinematográfica de América Latina.

El Jurado del Festival otorgó una mención especial a "Sentados junto al fuego", del chileno Alejandro Fernández Almendras, una película que aborda con pudor y sensibilidad el amor de una pareja confrontada a la enfermedad de la mujer.

"El Último Elvis", sobre un obrero porteño que sueña ser Elvis Presley, ópera prima de Armando Bo, recibió el Premio Descubrimiento de la Crítica francesa, que dio también una mención especial a "Un mundo secreto", de Gabriel Mariño, que esboza un retrato de la juventud mexicana.

El Jurado de la crítica internacional otorgó su premio al filme brasileño "Sudoeste", de Eduardo Nunes.

El largometraje preferido por el público de Toulouse fue "Violeta se fue a los Cielos", de Andrés Wood, un tributo a Violeta Parra, una leyenda de la música chilena.

La película, que recibió el premio del Jurado en el pasado Festival de Sundance, retrata la vida, luchas, amores y fracasos de esa artista íntegra y revolucionaria, magistralmente interpretada por la actriz Francisca Gavilán.

Wood se basó para este filme en la biografía escrita por Ángel Parra, uno de los hijos de la artista, quien explicó a la AFP que había querido retratar a su madre como fue: "una mujer moderna, rebelde, irreverente, fuerte, luchadora".

"No quería dibujar un ícono, no quería repetir clichés", dijo Ángel Parra.

El Festival premió también el documental "Una Vida sin palabras", de Adam Isenberg, una coproducción entre Turquía y Nicaragua, al tiempo que el Sindicato de Trabajadores de Ferrocarril, que otorga cada año un premio, galardonó la película de la brasileña Julia Murat, "Historias que sólo existen cuando son recordadas".

El viernes se anunció que un filme inacabado de Colombia, "La Sirga", de William Andrés Vega, conquistó el Premio Cine en Construcción, lo que garantiza su postproducción.