•   Damasco, Siria  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El régimen sirio afirmó que había ganado “definitivamente” la batalla contra la oposición y los rebeldes, pero sus tropas seguían bombardeando ayer sábado varias ciudades y librando violentos combates cerca de Damasco y en el sur del país.

El anuncio de Damasco ocurrió un día antes de la reunión de los “Amigos de Siria” en Estambul, donde los representantes de más de 70 países deberían “incrementar la presión” sobre el régimen del presidente sirio Bashar al-Asad, que reprime de manera sangrienta las protestas desde hace más de un año.

“La batalla para hacer caer el Estado en Siria terminó ya y comenzó otra batalla, la de la consolidación de la estabilidad y la construcción de la nueva Siria”, afirmó el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Jihad Makdessi, citado por la agencia oficial Sana.

Pero este sábado el ejército seguía bombardeando el barrio de Khaldiyé “con un cohete por minuto en promedio” en Homs, tercera ciudad del país donde están atrincherados los rebeldes, según el opositor Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, OSDH.

Disparan a los asistentes de un funeral

Al menos siete personas, en su mayoría civiles, murieron en Siria, donde las fuerzas del régimen dispararon ayer contra los participantes en el funeral de manifestantes muertos en la víspera en Damasco, de acuerdo con el OSDH.

Violentos combates entre ejército y rebeldes seguían también desde la madrugada cerca de Damasco y en la provincia de Deraa, según el OSDH.

El portavoz de la Cancillería afirmó que el Ejército sirio se retiraría de las zonas residenciales cuando la seguridad y la paz civil sean restablecidas, asegurando que los soldados solo “se defienden y protegen a los ciudadanos que son rehenes en la mayoría de las veces”.

“El ejército no está satisfecho por estar presente en las zonas residenciales y dejará esos lugares cuando se restablezca la seguridad y la paz civil”, indicó Makdessi.

El régimen del presidente al Asad asimila la oposición y la rebelión a “terrorismo” y a un “complot” financiado y apoyado por el extranjero.

Las tropas sirias, de lejos mejor equipadas y con más hombres que los rebeldes, están desplegadas masivamente en todo el país, donde bombardean sin descanso los reductos de resistencia con decenas de víctimas diarias. Cerca de 10,000 personas, en su mayoría de civiles, murieron en un año de violencia según la OSDH.

La violencia sigue pese al anuncio de aceptación por el régimen del plan elaborado por el emisario de la ONU y de la Liga árabe, Kofi Annan, quien aboga por el cese de la violencia armada en todas las partes, bajo supervisión de la ONU, el suministro de ayuda humanitaria y la liberación de personas detenidas arbitrariamente.

“Amigos de Siria” se citan en Turquía

Representantes de más de 70 países “Amigos de Siria” son esperados el domingo en Estambul para “incrementar la presión” sobre el régimen y hacer avanzar la implementación del plan Annan.

Los jefes de la diplomacia de Estados Unidos, las principales potencias europeas y la mayoría de los países de la Liga Árabe participarán de esta segunda conferencia de los “Amigos de Siria”, donde la oposición será representada por su principal coalición, el Consejo Nacional Sirio, CNS.

Rusia y China, que son los dos principales apoyos del régimen sirio y que bloquearon resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Siria, declinaron la invitación.

Para preparar la reunión, la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton viajó a Riad para hablar con el rey Abdala y su homólogo saudí Saud Al Faysal sobre los esfuerzos internacionales “para poner fin al baño de sangre en Siria”.