•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo hoy que le ha pedido a su vicepresidente, Elías Jaua, reunirse con banqueros, que no identificó, para "cantarles la verdad", e insistió en advertir a los que apoyen presuntos "movimientos desestabilizadores".

"Yo le ordené a Elías que se reúna con los banqueros para cantarles la verdad, pa' que después no anden llorando por ahí: "Ay que Chávez me quitó el banco'", afirmó el gobernante en una cadena transmitida de forma obligatoria por radio y televisión.

El jefe de Estado pidió a los "señores banqueros privados" que "tengan cuidado" e indicó que "una cosa es que apoyen a un movimiento democrático" y otra "es que estén apoyando movimientos desestabilizadores".

El jueves pasado, Chávez amenazó con un decreto para nacionalizar bancos o empresas que apoyen supuestos planes violentos que estarían dirigidos a desconocer su "segura" victoria en las elecciones presidenciales de octubre próximo y la Constitución del país.

"No sería ni malo un decreto de nacionalización de grandes empresas por atentar contra la Constitución de la República y contra la paz nacional", advirtió ese día Chávez.

El mandatario apuntó hoy que "ya empezaron a inventar que aquí viene un fraude", el cual están "montando" con el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Chávez, quien aspira a su tercera reelección el próximo 7 de octubre, advirtió que "lo más probable" es no reconozcan su triunfo, por lo que no descartó estén "haciendo sus contactos en EE.UU. y en otros países, en organismos internacionales".

Al comparar el panorama en el país con un juego de béisbol, Chávez aseguró que están en el primer inning y en su primer turno al bate su equipo hizo "como 10 carreras a los mejunches (oposición)".

"Y ellos vienen a batear y es ponche y ponche y ponche", sentenció el presidente, quien consideró que los opositores "están desesperados porque no batean, no tienen pitcher".

De igual forma, Chávez ratificó su advertencia a los jefes de las Policías que están bajo el mandato de gobernadores o alcaldes opositores y pidió a su ministro de Defensa, Henry Rangel Silva, meterles "el ojo".

"En una ocasión yo ordené al Ejército y a la Guardia (Nacional, policía militarizada) tomar las instalaciones de lo que fue la Policía Metropolitana", relató al señalar que esa institución fue usada durante el golpe del 11 de abril de 2002 que lo apartó durante varias horas del poder.

"Si yo tuviera que hacerlo otra vez, si me dan motivos, tengan la seguridad que no me temblará el pulso para hacerlo", subrayó.

En los comicios de octubre, Chávez se enfrentará en las urnas al gobernador de Miranda (centro), Henrique Capriles, elegido en un proceso primario en febrero pasado como el candidato único de la oposición.