•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

El enjambre sísmico que afecta la región oriental de El Salvador, desde el pasado viernes, "ha disminuido", sin causar víctimas ni daños materiales, informó hoy una fuente oficial.

"En las últimas horas la sismicidad ha disminuido considerablemente", informó en un boletín el Servicio Nacional de Estudios Territoriales (SNET).

El enjambre sísmico comenzó a las 10.10 hora local (16.10 GMT) del pasado viernes y hasta las 08.00 (14.00 GMT) de hoy se han registrado "un total de 69 microsismos", detalló el SNET, al tiempo que explicó que el último temblor se produjo el domingo a las 5.25 hora local (11.25 GMT).

El epicentro de los movimientos telúricos fue ubicado en los alrededores de Santiago de María, en el departamento de Usulután (oriente), agregó.

El reporte detalla que de todos los micro temblores sólo tres han sido registrados, cuyas magnitudes oscilan entre 2,1 y 2,4 grados en la escala de Richter y que ninguno ha sido percibido por la población.

El origen de los movimientos telúricos es atribuido a la activación de fallas geológicas existentes en la zona.

"Debido a la disminución de la actividad sísmica" en Santiago de María este "será el último informe relacionado a este enjambre sísmico", dijo el SNET, aunque aclaró que siempre estarán monitoreando la zona por "si hay cambios significativos".

Por otra parte, el SNET reportó que a las 23.13 hora local del domingo (5.13 GMT de este lunes) se registró un sismo de 3,8 grados de magnitud en la escala de Richter en el Pacífico salvadoreño, 50 kilómetros al sur de la Barra Salada del departamento de Sonsonate (occidente).

El movimiento telúrico tuvo un intensidad de uno en Sonsonate, según la escala de Mercalli que va hasta doce.

Las autoridades de El Salvador no han reportado ni víctimas ni daños materiales a consecuencia de los movimientos telúricos.