•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Los cadáveres de tres estudiantes universitarios, que se ahogaron el pasado fin de semana en un río del Caribe de Guatemala, fueron rescatados por miembros del ejército y buzos de la Empresa  Guatemalteca de Níquel, informaron hoy familiares de las víctimas.

Los universitarios, identificados como Juan Carlos Velásquez, de 24 años, Ángel de León y Nahomi Lara, ambos de 20, se transportaban el sábado en una pequeña embarcación en río Dulce, la cual se volcó debido a lo agitado que estaban las aguas.

Según Mauricio Velásquez, padre de Juan Carlos, las tres víctimas iban a investigar el comportamiento de cocodrilos en río Dulce, en el departamento caribeño de Izabal, cuando se produjo la tragedia. Los tres murieron ahogados y sus cuerpos fueron rescatados en las últimas horas del domingo, y fueron identificados por sus familiares y Margarita Palmieri, directora del departamento de Biología de la Universidad del Valle (privada), en la que estudiaban.

Otros 10 estudiantes, que formaban parte del grupo, se quedaron en un campamento en las instalaciones de la Compañía Guatemalteca de Níquel debido a que había una prohibición para ingresar a las  aguas.

Las tres víctimas hicieron caso omiso de la prohibición y se subieron al cayuco y ante ello, el maestro del grupo, Lemuel Valle, los acompañó.

Según narró a medios locales Velásquez, debido a lo agitado de las aguas, la estudiante Lara se paró y se agarró de Valle y ambos cayeron.

Valle, quien es biólogo de la Universidad del Valle pudo nadar hasta la orilla pero los tres estudiantes murieron ahogados.

El biólogo quedó con custodia preventiva a la espera de que el Ministerio Público (Fiscalía) lo interrogue para establecer las causas de la tragedia.