•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) advirtió hoy con darles una respuesta "contundente" a los banqueros acusados de apoyar un presunto movimiento "desestabilizador" de cara a las elecciones presidenciales del próximo 7 de octubre.

"Nosotros (les mandamos) un sano mensaje a los señores del Grupo de los 15, a los señores banqueros que están apoyando un movimiento desestabilizador: la respuesta nuestra va a ser contundente. Si ustedes intentan algún atajo distinto a las elecciones del 7 de octubre", dijo el vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello.

El también titular de la unicameral Asamblea Nacional aseguró en la rueda de prensa semanal del partido oficialista que se trata de un grupo de banqueros que financia a sectores de "naturaleza violenta" de la oposición al presidente del país y del PSUV, Hugo Chávez, pero no los identificó.

"Este grupo en particular funciona desde el año 2009" y mantiene "relaciones a distintos niveles", entre ellos con "medios de comunicación y periodistas, que odian al presidente Chávez como ser humano y odian al pueblo de Venezuela y los utilizan como mecanismo para desestabilizar", añadió Cabello sin más precisiones.

Tampoco el presidente Chávez ha dado detalles de este grupo ni ha identificado a sus integrantes, aunque el pasado jueves los amenazó con un decreto para pasar sus activos a propiedad estatal.

"No sería ni malo un decreto de nacionalización", dijo y anunció que está "haciendo una listica de acciones" que su Gobierno "tomaría en caso de que a ellos se les ocurra arremeter contra la Constitución, contra el pueblo, contra las instituciones y a desconocer la segura victoria del pueblo en las elecciones del 7 de octubre".

Dijo tener información de que además de "algunos bancos que apoyan todos esos movimientos" también lo hacen otros empresarios.

"Constitución y más nada", sentenció y se refirió a "bancos privados que no estaría mal (...) pasarlos para la patria, pa'l pueblo" o "grandes empresas nacionales y algunas internacionales que ganan bastante dinero y apoyan los planes de la oposición".

El jefe de Estado, que en octubre espera ganar una tercera reelección, anunció que ya instruyó a su canciller, Nicolás Maduro, para que acuda ante la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para advertir de esta situación.

Adicionalmente confirmó que ordenó a los organismos de investigación del Estado "meterle el ojo" a los cuerpos policiales que están bajo el mandato de gobernadores o alcaldes opositores.