•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El ministro de Hacienda de Costa Rica, Fernando Herrero, renunció hoy al cargo en medio de una polémica por una investigación periodística según la cuál mantenía sin actualizar el valor de sus propiedades y, por ende, pagaba menos impuestos de lo correspondiente.

El ministro de Comunicación del Gobierno, Francisco Chacón, declaró a medios locales que Herrero consideró "conveniente" dejar el puesto para que el Gobierno continúe "sin distracciones" con sus proyectos, especialmente una reforma fiscal que se debate en el Parlamento.

"Es un gesto que hay que reconocer. Él ha decidido hacerse a un lado para que el trabajo del Gobierno pueda continuar sin distracciones", explicó Chacón.

La presidenta costarricense, Laura Chinchilla, quien se encuentra de viaje en Nueva York, aceptó la renuncia del funcionario, afirmó Chacón. Aún no se nombra al nuevo ministro.

La polémica surgió pasado 26 de marzo cuando el diario La Nación publicó que once ministros del Gobierno de Chinchilla, entre ellos Herrero, pagaban menos impuestos por sus propiedades de lo correspondiente, situación en la que también está el 80% de la población.

Los funcionarios no tenían actualizado el valor de sus propiedades, como indica la ley, situación que corrigieron tras conocer que el diario estaba investigando el asunto, según lo publicado por La Nación.

Herrero se justificó diciendo que la ley también permite a las municipalidades actuar de oficio en la actualización del valor de las propiedades y no esperar a que el ciudadano acuda a hacerlo.

La semana pasado Herrero había descartado su salida del Ministerio de Hacienda, lo mismo que Chinchilla, quien entonces calificó la situación como un "lamentable descuido" de sus funcionarios.

Herrero fue "la cara" de la reforma tributaria que el Gobierno impulsa y que está a punto de ser ratificada en el Congreso, que ya la aprobó en el primero de dos debates requeridos.

La reforma fiscal pretende una recaudación adicional de unos 600 millones de dólares anuales, equivalentes al 1,5 % del producto interno bruto (PIB) del país, con el fin de paliar el déficit estimado en un 5% del PIB para este año.

En este proyecto se sustituye el impuesto de ventas del 13 % por uno al valor agregado del 14 %, que amplía los productos y servicios por los que hay que tributar, y además incluye un nuevo gravamen del 2 % para los servicios privados de salud y educación, renta global y modificaciones al impuesto sobre la renta.

Herrero se convierte en una nueva baja para Chinchilla, quien en mayo cumplirá dos años en la presidencia, la mitad del periodo.

En este lapso han renunciado los ministros Giselle Goyenaga y William Todd (ambos de Deporte), Clotilde Fonseca (Ciencia y Tecnología), Marco Vargas (Presidencia), José María Tijerino (Seguridad), María Luisa Ávila (Salud), Laura Alfaro (Planificación) y Fernando Herrero (Hacienda).

Además, movió del Ministerio de Relaciones Exteriores al de Ambiente a René Castro; del de Ambiente a la presidencia del Instituto Costarricense de Electricidad a Teófilo de la Torre, y de Comunicación a Planificación Roberto Gallardo.