•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Una Sala de Apelaciones ratificó hoy los 6.060 años de prisión contra cuatro ex militares que fueron hallados culpables de una matanza de 201 indígenas en 1982 en una comunidad del norte de Guatemala, informó una fuente judicial.

Durante una audiencia celebrada hoy, la Sala Primera de Apelaciones dejó firme la sentencia que en primera instancia dictó en agosto pasado un tribunal de Alto Riesgo en contra de los ex kaibiles Daniel Martínez Hernández, Reyes Collin y Manuel Pop, y el ex teniente Carlos Carías.

Los cuatro ex militares fueron declarados culpables de haber participado en la matanza de 201 indígenas el 7 de diciembre de 1982 en el parcelamiento Dos Erres, del municipio de La Libertad, en el departamento norteño de Petén.

El Tribunal Primero de Alto Riesgo A los condenó el 2 de agosto de 2011 a 30 años de prisión por cada uno de los 201 crímenes, lo cual hacen un total de 6.030 años.

También los condenó a otros 30 años por el delito de lesa humanidad, pero a Carías se le aumentaron otros 6 por hurto agravado para un total de 6.066.

Sin embargo, los cuatro ex militares sólo cumplirán 50 años efectivos de prisión, de acuerdo con el Código Penal.

Una de las querellantes en el proceso judicial, Aura Elenna Farfán, directora de la asociación de Familiares de Detenidos y Desaparecidos de Guatemala (Famdegua), dijo hoy a periodistas que estaba satisfecha con la decisión de la Sala de Apelaciones de confirmar la sentencia.

La condena emitida por el tribunal fue considerada histórica por familiares de las víctimas por ser la primera matanza del conflicto armado (1960-1996) que se juzgó en Guatemala.

La justicia le dio valor probatorio a las pruebas que presentó la Fiscalía de Derechos Humanos para emitir la condena.

Durante la guerra, según la Comisión del Esclarecimiento Histórico (CEH), se perpetraron 669 masacres, la mayoría de ellas atribuidas al ejército.

En marzo pasado, el mismo tribunal de Alto Riesgo condenó en primera instancia a cuatro ex patrulleros civiles y un ex comisionado militar a 7.710 años de prisión al hallarlos culpables de la matanza de 256 indígenas en la comunidad de Plan de Sánchez, en el departamento norteño de Baja Verapaz.

Los condenados son los ex patrulleros civiles Eusebio Grave, Julián y Mario Acoj, Santos Rosales y el ex comisionado militar Lucas Tecú, quienes fueron capturados en agosto del 2011.

Esta fue la segunda masacre juzgada en Guatemala. El conflicto armado dejó unas 250.000 víctimas, entre muertos y desaparecidos, según la Comisión de la Verdad.