•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Al menos seis muertos se han registrado en Guatemala durante las últimas horas en diferentes hechos de violencia, entre ellos una persona calcinada y una descuartizada, según informaron hoy portavoces de los bomberos y fuerzas de seguridad.

Un portavoz de la Policía Nacional Civil (PNC) dijo a los periodistas que el cadáver de un hombre de unos 52 años de edad, fue hallado "completamente descuartizado" hoy en el municipio de Amatitlán, a 25 kilómetros al sur de la capital guatemalteca.

Según la fuente, los restos desmembrados de la víctima, que fue identificada por sus familiares como Trinidad Gómez, fueron hallados por vecinos en unos terrenos baldíos ubicados en la periferia de Amatitlán.

Horas después del hecho, las fuerzas de seguridad capturaron a un hombre de 18 años, identificado como Nazario Cuque, a quien sindican de ser sospechoso de ese crimen.

Por otra parte, en la aldea El Jocotillo, del municipio de Villa Canales, a unos 15 kilómetros al sureste de la capital, los cuerpos de socorro hallaron los cadáveres de una pareja asesinada a tiros.

Las víctimas, de entre 30 y 35 años de edad, no fueron identificadas, y según un portavoz de los Bomberos Voluntarios, los cuerpos habrían sido abandonados a la orilla de la carretera por los victimarios en la madrugada de hoy.

En otro hecho de violencia, los Bomberos Municipales reportaron el hallazgo del cadáver completamente calcinado de un hombre no identificado de unos 25 años de edad, en un barrio popular del norte de la capital guatemalteca.

Según los socorristas, la víctima habría sido torturada y quemada viva en el lugar conocido como asentamiento Jesús de la Buena Esperanza.

La PNC también informó de la muerte de dos hombres como consecuencia de un ataque a tiros en el que tres más fueron heridos de gravedad, y dos arrestados por ese hecho.

El informe de las fuerzas de seguridad señala que hombres que se desplazaban en dos vehículos dispararon esta mañana contra un grupo de amigos que compartían en una esquina de San José Pinula, a unos 20 kilómetros al este de la capital.

En el lugar del ataque murieron Víctor Monterroso, y Álvaro Escobar, de 27 y 25 años, respectivamente, y tres hombres más fueron traslados con heridas de gravedad a un centro asistencial.

La policía capturó minutos después a Omar López y Luis Arriega, a quienes sindica de ser sospechosos de haber perpetrado el ataque junto a otros dos hombres que se dieron a la fuga.
Según estadísticas oficiales, cada día mueren de forma violenta en Guatemala un promedio de 16 personas, lo que ha hecho de este país centroamericano uno de los más violentos.