•  |
  •  |
  • AFP

El republicano Rick Santorum, que según las encuestas cuenta con el apoyo entusiasta de los cristianos conservadores, se enfrenta a presiones de un destacado dirigente evangelista para que abandone la carrera hacia la Casa Blanca.

Richard Land, de la Convención Bautista del Sur del Partido Republicano, le pidió que abandonara su candidatura a las primarias republicanas para aumentar las posibilidades del favorito, Mitt Romney, ante Barack Obama el próximo 6 de noviembre.

“Rick es un buen amigo, lo quiero mucho”, dijo Land durante un programa de la CBS el domingo. Sin embargo, dijo Land, “como amigo le diría que debe considerar seriamente abandonar la carrera ahora”.

Los pastores evangélicos del sector conservador contribuyeron a impulsar la candidatura de Santorum cuando empezó a perder terreno frente a sus rivales. A partir de ese momento el exsenador reforzó su discurso contrario al aborto y al matrimonio homosexual, así como la defensa de la familia tradicional.

Los líderes de la Iglesia Evangélica se reunieron en Texas el pasado enero y dieron su apoyo a Santorum, reconocido como el contendiente republicano más cercano a sus valores.

La derrota de Washington y Maryland
Pero Romney, exgobernador de Massachusetts, se impuso claramente a Santorum la semana pasada en las primarias de Washington D.C., Winsconsin y Maryland, reforzando así la visión de aquellos que lo consideran como la mejor opción para ganarle a Obama.

En su entrevista con la CBS, Land dejó planear la posibilidad de que Santorum sea un contendiente más fuerte en futuras internas republicanas, pero no en este momento.

“En ocho años será tres años más joven de lo que Romney es ahora”, declaró.

Otros destacados republicanos han pedido a Santorum que abandone, como es el caso del congresista Ron Paul o el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich. Por su parte, el interesado ha desmentido rumores según los cuales estaría planeando retirarse antes de las primarias de Pensilvania para evitarse una humillante derrota.

Según las encuestas, Romney obtendría el 42% de los votos y Santorum el 37% en Pensilvania, toda una caída si se tiene en cuenta que hace un mes Romney contaba con el 25% de las intenciones de voto en ese estado y Santorum alcanzaba el 43%.

Además, Santorum se enfrenta el próximo 24 de abril a otras cuatro primarias en estados favorables a Romney: Nueva York, Conecticut, Rhode Island y Delaware.

Santorum anunció que suspenderá su campaña este lunes para poder estar cerca de su hija de tres años, hospitalizada el pasado viernes.

Santorum y su mujer Karen, con quien tiene siete hijos, “se quedarán en el hospital con su hija Bella”, anunció un comunicado su comité de campaña.

La pequeña Isabella sufre una grave enfermedad cromosómica que se traduce por un retraso del crecimiento de los órganos y del cerebro.

Pensilvania, estado por el que fue senador de 1995 a 2007, es ahora una etapa decisiva para la carrera de Rick Santorum hacia la designación republicana.