•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El presidente de México, Felipe Calderón, inició hoy su primera visita oficial a Cuba con el deseo de afianzar la normalización de una relación bilateral centenaria pero jalonada por diversas crisis y desencuentros en la última década.

El propósito de llevar los vínculos entre México y Cuba a "su mejor nivel" fue uno de los principales mensajes de Calderón nada más aterrizar en la mayor de las Antillas, donde cumplirá una visita de menos de 24 horas pero que es la primera de un presidente mexicano a la isla en diez años.

Calderón se reunirá en La Habana con el presidente cubano, Raúl Castro, en una "etapa renovada" en la relación entre ambos países, según declaró el mandatario mexicano a su llegada.

Convencido del "éxito" que tendrán las conversaciones con el Gobierno cubano y de los "beneficios" mutuos que conllevarán, el presidente mexicano anunció su interés en ampliar el comercio y la inversión en un momento marcado en la isla por las reformas económicas y la "actualización" de su modelo socialista.

Calderón quiere intensificar la cooperación con Cuba en salud, educación, cultura, deporte y también, según destacó, en materia energética.

El gobernante de México enfatizó la "firme voluntad" de ambos Gobiernos en profundizar sus vínculos a pesar de los "naturales y distintos puntos de vista sobre varios temas".

Pero añadió: "nuestras coincidencias y nuestra preocupación en lo fundamental por los temas y los propósitos que nos son comunes nos hacen precisamente intensificar esta relación".

Además de ver a Raúl Castro, Calderón se entrevistará con el presidente de la Asamblea cubana, Ricardo Alarcón, y, aunque no figura en la agenda oficial, también será recibido a primera hora del jueves por el cardenal Jaime Ortega, máxima autoridad católica en la isla.

Delegaciones de ambos Gobiernos también celebrarán en La Habana reuniones de trabajo durante la visita.

Desde que asumió la Presidencia de su país en el año 2006, Felipe Calderón ha buscado mejorar los lazos con Cuba, que atravesaron por tormentosos momentos durante el mandato de Vicente Fox (2000-2006), cuando las dos naciones estuvieron al borde de la ruptura diplomática.

En aquella época, México llegó a retirar a su embajadora en la isla y expulsó al representante cubano tras acusar a La Habana de inmiscuirse en sus asuntos internos.

Ya con Calderón en la Presidencia mexicana, el acercamiento entre los dos países comenzó en 2007 y en septiembre de ese año fueron designados nuevos embajadores.

En el año 2009 se produjo otro tenso episodio cuando Cuba suspendió por un mes los vuelos comerciales con México por la epidemia de gripe A y la isla criticó un supuesto ocultamiento oficial en este país de la enfermedad.

Esa circunstancia llevó a que Calderón cancelara una visita que planeaba realizar a la isla y también se pospuso un posible viaje a México de Raúl Castro.

No obstante, ambos presidentes han mantenido encuentros en diferentes citas internacionales, el primero de ellos en 2008 en Salvador de Bahía (Brasil) durante la cumbre de América Latina y el Caribe (CALC).

En el año 2011, de acuerdo con fuentes mexicanas, el comercio bilateral entre Cuba y México se situó en 373,9 millones de dólares, un 15 % más que en el ejercicio anterior.

México es el sexto socio comercial de Cuba y ocupa el puesto veinte en cuanto al destino de sus exportaciones; mientras para México, la isla figura en la posición 57 en su lista de proveedores.

Tras su paso por Cuba el presidente de México partirá mañana jueves hacia Haití y de allí viajará después a la localidad colombiana de Cartagena de Indias para participar en la VI Cumbre de las Américas los días 14 y 15 de abril.