•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente Barack Obama alentará al resto de líderes en la Cumbre de las Américas, a reiterar su compromiso con la democracia en la región, declaró este miércoles el responsable en la Casa Blanca de la política hacia América Latina, Dan Restrepo.

Obama tiene confirmadas reuniones con el colombiano Juan Manuel Santos, la brasileña Dilma Rousseff y con un grupo de mandatarios caribeños que se benefician de la ayuda contra el narcotráfico, explicaron Restrepo y un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Ben Rhodes, en rueda de prensa telefónica.

Obama, que llegará mañana viernes por la noche a Cartagena, mantendrá otras bilaterales durante sus dos días de trabajo en Colombia, explicaron los altos funcionarios, sin dar más detalles.

La VI Cumbre de las Américas tiene lugar este fin de semana en la ciudadela caribeña.

Tras la crisis política que sufrió Honduras en 2009 “hay otros desafíos a la democracia --en la región-- y creo que verán al presidente hablar y alentar a sus socios a que respondan de forma similar al mismo compromiso compartido”, explicó Restrepo.

En Cartagena está prevista la presencia del venezolano Hugo Chávez, que en la pasada Cumbre de Trinidad en 2009 se acercó a Obama y le regaló un libro, además de retarlo a cambiar fundamentalmente la política estadounidense en la región.

“No estamos interesados en discutir el siglo XX, estamos en el siglo XXI”, comentó Rhodes al ser preguntado sobre cuáles eran las expectativas del gobierno.

Abierto a discusión sobre drogas
“No hay mucho apetito entre los líderes de la región” para hablar del pasado, aseguró. Estados Unidos también está abierto a debatir sobre la legalización de las drogas, una propuesta surgida de algunos países centroamericanos agobiados por la amenaza del narcotráfico, pero no cambiará de opinión al respecto, confirmó Restrepo.

La forma de enfrentar la violencia del crimen organizado es más cooperación, resaltó Restrepo, que puso como ejemplo la reciente decisión de Brasil, Bolivia y Estados Unidos de controlar satelitalmente las áreas de cultivo de coca en el Chapare boliviano.

“Eso mete a Brasil en la ecuación, en la que francamente los brasileños no han estado en el pasado”, dijo. “Éste no es un debate en el que un país está situado en un lugar muy diferente del resto de países”, aseguró.

“No hay consenso” para legalizar las drogas en la región, enfatizó. Tampoco la exigencia de numerosos países de la región de que Cuba acuda a la próxima Cumbre le preocupa a Estados Unidos. “Esperamos el día en que una Cuba democrática vuelva al sistema interamericano”, dijo Restrepo.