•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de México, Felipe Calderón, proclamó este miércoles una "etapa renovada" en las relaciones con Cuba, en una visita destinada a sellar la reconciliación tras un alejamiento de 10 años, y a analizar diversos temas con su homólogo Raúl Castro, entre ellos migración y derechos humanos.

"Nos proponemos refrendar al pueblo cubano el respeto y la amistad del pueblo mexicano y llevar nuestra relación bilateral a su mejor nivel", dijo Calderón a la prensa a su llegada a La Habana.

"Cuba y México están en una etapa renovada de la relación bilateral y eso es gracias a la firme voluntad de los gobiernos", agregó en alusión a que daba por superados los roces surgidos hace una década bajo su antecesor Vicente Fox (2000-2006), también del derechista Partido Acción Nacional (PAN).

Calderón sostuvo en la tarde una reunión con Raúl Castro en el Palacio de la Revolución, donde fue recibido con honores militares. En ese encuentro participaron también los cancilleres de México, Patricia Espinosa, y de Cuba, Bruno Rodríguez.

"Durante el intercambio, ambos mandatarios abordaron el estado actual de las relaciones bilaterales, así como otros temas de interés regional, incluido el desempeño de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, Celac", informó la televisión cubana sin dar detalles.

"El Presidente Raúl Castro se refirió al proceso de cambios en la economía y en la sociedad cubana. Comentó con el presidente Felipe Calderón la manera en que se está llevando a cabo la asignación de tierras para fomentar la productividad en el campo", explicó la presidencia mexicana en un comunicado.

"Destacó que se trata de un proceso de cambio gradual y que aún queda mucho por hacer, incluyendo la actualización de la Ley de inversión extranjera", agregó.

En el encuentro se esperaba también que trataran temas migratorios, además de concertar las posturas de sus países en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, según fuentes mexicanas.

A diferencia de Fox en 2002, Calderón no programó reuniones con disidentes en su visita de 24 horas a la isla, en la que tendrá un encuentro con el cardenal Jaime Ortega el jueves antes de partir a Haití, desde donde irá a Colombia para la Cumbre de las Américas, a la que Cuba no fue invitada.

México fue el único país latinoamericano que en los años 60 resistió las presiones de Washington y se negó a cortar relaciones con la Cuba comunista, bajo el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó siete décadas hasta el 2000. Ese año el PAN llegó al poder con Fox y éste puso fin a las relaciones cordiales con la isla.

Según el analista cubano Arturo López Levy, de la Universidad de Denver (EEUU), Calderón optó por un enfoque "realista" hacia Cuba.

Calderón "reemplazó las visiones ideologizadas de la administración Fox por una evaluación realista sobre las capacidades exiguas de la oposición interna y el exilio de derecha para liderar las transformaciones inmediatas en la isla", señaló López Levy en un artículo publicado en un medio digital en España.

El presidente mexicano afirmó que "a pesar de los naturales y distintos puntos de vistas sobre varios temas, nuestras coincidencias y nuestra preocupación fundamental por los temas, con el propósito y objetivos que nos son comunes, nos hacen precisamente intensificar esta relación".

Afirmó además que desea incrementar el intercambio económico y la cooperación con Cuba, que tiene ahora por principales socios comerciales en América Latina a Venezuela y Brasil.

"Nos interesa también incrementar la cooperación entre México y Cuba en materia de salud, en materia de educación, en materia de cultura y deporte y también la cooperación bilateral en materia de energía", afirmó.

Las dos naciones comparten una extensa frontera marítima en el Golfo de México, área de yacimientos petroleros que empezaron a ser explorados en la zona económica exclusiva cubana, y la petrolera estatal mexicana Pemex estaría interesada en participar en algunos proyectos, según fuentes mexicanas.

La última actividad de Calderón en Cuba será el jueves un encuentro privado con el cardenal Jaime Ortega, artífice de un diálogo iniciado en 2010 con el gobierno, que condujo a la excarcelación de unos 130 presos políticos y abrió mayor espacio a la Iglesia Católica.

Durante la visita de Calderón, un sismo de 6,4 en la escala Richter sacudió el oeste y el centro de México este miércoles a las 22H55 GMT, sin reportes de víctimas ni daños.