•   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos cinco personas murieron hoy, entre ellas un menor, por la represión de los leales al régimen en las provincias de Homs (centro) e Idleb (norte), bastiones de la oposición, pese a la entrada en vigor de un alto el fuego en Siria.

Los opositores Comités de Coordinación Local precisaron que al menos dos personas perdieron la vida por un bombardeo en la localidad de Al Qosair, en Homs; mientras que otra falleció por los disparos de un francotirador en el barrio de Al Bayada, en la capital homónima de esa provincia.

Una portavoz de esa organización, que pidió el anonimato, dijo a Efe que otras dos personas perecieron cuando las fuerzas gubernamentales dispararon contra una protesta multitudinaria en la zona de Yanudiya, en Yisr al Shugur, en la provincia de Idleb, fronteriza con Turquía.

Los Comités agregaron que los efectivos del régimen también abrieron fuego contra una manifestación en Albukamal, en la provincia oriental de Deir al Zur

Por su parte, un miembro de la Unión de Estudiantes Sirios Libres, Yauad al Jatib, apuntó a Efe que en Alepo (norte), la segunda ciudad del país, los cuerpos de seguridad lanzaron gases lacrimógenos contra una manifestación estudiantil.

Al Jatib relató que los partidarios del régimen dispararon contra los asistentes a un funeral de un estudiante, fallecido ayer, en el barrio de Meridian y detuvieron a quince personas.

Un alto el fuego entró en vigor esta mañana en Siria a las 06.00 hora local (03.00 hora GMT), de acuerdo con el plan de paz del enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe, Kofi Annan, que estipula el cese de las hostilidades y la retirada de las tropas de las ciudades, entre otros.

Por su parte, la televisión oficial siria anunció que un artefacto explotó hoy contra un autobús militar en Alepo y causó la muerte de al menos un oficial y heridas a otras 24 personas.