•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El estado de salud de la beba prematura Luz Milagros, dada por muerta el martes en un hospital de la provincia argentina de Chaco (noreste) pero hallada con vida en la morgue 12 horas después, se agravó este jueves, informó una fuente médica.

"Está muy grave debido a una infección detectada en las últimas horas que podría comprometer su sistema neurológico y la función renal", dijo Diana Vesco, jefa del servicio de Neonatología del Hospital Perrando de Resistencia (1.000 km al norte de Buenos Aires).

La médica precisó que la beba está siendo tratada con antibióticos.

El caso de Luz Milagros conmocionó al país, ya que nació seismesina el 3 de abril con apenas 800 gramos y los profesionales la dieron por muerta.

La recién nacida fue encontrada viva, aunque al borde del congelamiento, porque su madre insistió ante las autoridades en ver el cuerpo de su hija y, cuando lograron abrir con una palanca el cajoncito, la mujer sintió un gemido.

"Estaba tapadita y llena de algo parecido a la escarcha", dijo la madre, Analia Bouter, a los periodistas.

El caso abrió un debate entre los especialistas y el director del hospital, José Luis Meirino, dijo que la supervivencia puede tener una explicación científica en "que haya ocurrido una hipotermia, que produjo una hibernación y mantuvo los signos vitales".

Las autoridades del hospital iniciaron una investigación sumaria con todas las personas que tuvieron contacto con la recién nacida, entre ellas la ginecóloga, la neonatóloga y la partera.

"Hubo un error médico de protocolo. Se trató de un error humano", estimó el ministro de Salud de Chaco, Francisco Baquero.