•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Fuentes del Departamento de Defensa estadounidense confirmaron el lanzamiento del cohete norcoreano desde el noroeste de Corea del Norte, aunque consideran que el proyectil no ha superado la atmósfera terrestre y ha estallado.

Según la cadena de televisión CNN, que cita a funcionarios estadounidenses, el cohete Unha-3 habría fracasado en su objetivo de poner en órbita al satélite Kwanmyongsong-3, ya que solo se ha detectado su trayectoria durante unos breves minutos.

Esto sería un indicativo de que el cohete, que EE.UU. ha insistido que utiliza tecnología de un misil balístico de largo alcance, no ha sobrepasado la atmósfera, no ha colocado su satélite en órbita y ha estallado a los pocos minutos del despegue.

El Pentágono y la CIA, así como otras agencias estadounidenses, siguen muy de cerca desde hace días todas las circunstancias que rodean al lanzamiento.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos no ha ofrecido aún detalles sobre la trayectoria o dónde han podido caer el cohete, que constaba de tres fases y tenía previsto sobrevolar aguas surcoreanas, japonesas, taiwanesas y filipinas.

El Gobierno de Japón informó que el cohete de largo alcance no llegó a su territorio, ya que aparentemente el proyectil fracasó y cayó al mar un minuto después de su despegue.

Según otra cadena, la NBC, la Casa Blanca va a emitir en breve una declaración en relación con el lanzamiento, que se produjo sobre las 07.39 hora local (22.39 GMT) desde una base en el oeste de Corea del Norte, donde recientemente se había cargado de combustible el cohete en preparación al lanzamiento.

Estados Unidos y sus socios surcoreanos y japoneses consideran este lanzamiento una provocación del régimen comunista de Pyongyang, ya que en su opinión enmascara la prueba de un misil balístico de largo alcance.