•   Las Palmas, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Greenpeace lanzó hoy una cibercampaña dirigida al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, para que bloquee todos los pozos y proyectos de extracción de petróleo y gas en la costa española, según anunció el grupo ecologista en los puertos de La Luz y de Las Palmas.

En paralelo, Ecologistas en Acción solicitará a España y a Marruecos que, con la mediación de la Unión Europea, acuerden no explotar los yacimientos de hidrocarburos situados en los fondos marinos entre las islas Canarias y el continente africano, para proteger la rica biodiversidad de esa zona, sobre todo los cetáceos.

La responsable de cambio climático y energía Greenpeace, Sara Pizzinato, y la portavoz local de Ecologistas en Acción, Esther Fresno, presentaron estas propuestas a bordo del barco "Arctic Sunrise", que ha hecho escala en Las Palmas de Gran Canaria tras participar en una campaña por la pesca sostenible en las costas del África occidental.

Los dos colectivos ecologistas quisieron expresar así su apoyo a las organizaciones, instituciones locales y movimientos ciudadanos surgidos contra las prospecciones petrolíferas autorizadas por el Gobierno español a 60 kilómetros de las costas de Fuerteventura y Lanzarote, islas del archipiélago atlántico de las Canarias.

Pizzinato recordó que en los próximos días se cumplirán dos años del accidente del pozo de British Petroleum en el Golfo de México, que produjo el mayor vertido de crudo en la historia de Estados Unidos.

"No hemos aprendido nada", subrayó la responsable de cambio climático de la organización ecologista.

Según Greenpeace, las prospecciones autorizadas por el Gobierno de España en aguas próximas a Canarias -que pueden llegar a 3.500 metros de profundidad- serían muy similares a las del golfo de México y advierte de que, aunque Repsol afirme que garantiza su seguridad, "todas las semanas" se dan muestras de lo contrario.

En el caso del accidente de México, el vertido llegó a zonas situadas a 300 kilómetros, pero si ocurriera en aguas canarias la catástrofe afectaría a todas estas islas del Atlántico, según Pizzinato.

La responsable de Greenpeace además señaló que las válvulas de seguridad a la profundidad en la que se trabajará no son seguras y, cuando hay fugas, es mucho más complejo actuar.

La investigadora de la Sociedad para el Estudio de Cetáceos en el Archipiélago Canario Marisa Tejedor alertó también del "desastre que se avecina" en las aguas de Lanzarote y Fuerteventura, que concentra 28 especies de zifios de las 86 existentes en el mundo, de los cuales ocho son de buceo de profundidad que "dejarían de existir".

Tejedor ha subrayado que, de esas ocho especies que viven en profundidad, tres se reproducen y crían en la zona y, según la experta, en la primera fase de los sondeos la vida para estos animales en el entorno de las plataformas se acabaría, al igual que la de todas las especies ligadas a su existencia.

Greenpeace además informó de que presentará un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Supremo contra el real decreto del Gobierno español que autorizó las prospecciones, sobre cuyo contenido no quiso pronunciarse hoy su portavoz.

En cuanto a la cibercampaña, Pizzinato señaló que todas las personas preocupadas por las prospecciones se pueden sumar a esta iniciativa dirigida contra el ministro para solicitarle que paralice todos los proyectos de pozos de hidrocarburos, reconduzca estos esfuerzos hacia las energías renovables, elimine la moratoria contra su uso y promueva la eficiencia energética en los vehículos.