•   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Grupos opositores denunciaron que las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, abrieron fuego hoy contra las manifestaciones de la oposición convocadas en todo el país y causaron entre cuatro y diez muertos.

En el segunda día de alto el fuego, al que se ha llamado "Viernes de la Revolución de todos los sirios", las protestas se extendieron por Deraa (sur), Hama (centro), Alepo (norte) y la periferia de Damasco, entre otras zonas.

Según informes del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, estas marchas fueron dispersadas por la fuerza, en acciones de represión en las que perecieron diez personas.

El activista Mohamed Sarmini, miembro del Consejo Nacional Sirio (CNS), principal órgano de la oposición en el exilio, aseguró a Efe vía internet que el régimen violó en 31 lugares del país la iniciativa del mediador internacional Kofi Annan al disparar directamente contra los manifestantes.

Mientras, el opositor Yafar al Jeir, coordinador de la red de activistas Sham, dijo a Efe por la misma vía que se produjeron bombardeos en la provincia de Homs (centro) y que continúan los tanques desplegados en las mismas zonas donde se encontraban antes del inicio ayer del alto el fuego.

Pese a estos informes y los similares efectuados la víspera, Annan mantiene que en Siria reina una calma relativa y que la ONU va a enviar una misión de observadores para que verifique la situación sobre el terreno.

El número dos del Ejército Libre Sirio (ELS), Malek al Kurdi, aseguró, no obstante, que ha habido enfrentamientos entre el Ejército sirio y los rebeldes en una localidad cercana a la frontera con Turquía, en los que no se han registrado víctimas.

Desde que hace trece meses comenzó el conflicto en Sirio, más de 9.000 personas han muerto, 200.000 se han visto desplazadas a otros lugares del interior del país, y unas 30.000 se han refugiado en los estados limítrofes, según datos de la ONU.

Grupos opositores elevan la cifra de víctimas mortales a más de 10.000, mientras que insisten en que hay alrededor de 10.000 desaparecidos y que más de 80.000 sirios han pasado por las cárceles del régimen desde que estallaran las protestas.