• Caracas, Venezuela |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, abogó el viernes por acabar con la Cumbre de las Américas si Estados Unidos y Canadá rechazan discutir la adhesión de Cuba al foro y la soberanía argentina sobre Las Malvinas, a pocas horas de la instalación de su sexta edición en Colombia.

"Si estos dos gobiernos, Estados Unidos y Canadá, se niegan a discutir temas tan profundamente consustanciados con el ser de América Latina y el Caribe, como Cuba (...) o las islas Malvinas para qué más Cumbre de las Américas, habría que acabar con esas cumbres", fustigó el mandatario.

Chávez, en tratamiento contra un cáncer diagnosticado el año pasado, esperaba la decisión de sus médicos para decidir sobre su asistencia a la cita continental.

El mandatario, sin embargo, aprovechó una intervención pública en Caracas ante miles de sus simpatizantes para sentar posición sobre la agenda de la reunión de dos días.

"Uno de los temas que hay que discutir en esta cumbre, sobre todo porque va a estar el presidente de Estados Unidos, es el del intervencionismo'yankee'", propuso Chávez.

Furibundo crítico de la política exterior de Estados Unidos, el líder venezolano increpó nuevamente a su homólogo estadounidense, Barack Obama, que ya se encuentra en Cartagena.

"¡Hasta cuándo míster Obama el imperio yankee va a estar interviniendo y generando violencia, terrorismo y caos en este mundo! ¡Hasta cuándo señor Obama!, clamó.

El presidente venezolano cuestionó además el "sentido" de la cumbre y consideró que es en el seno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), creada hace menos de un año, donde los países de América Latina y el Caribe deben converger.

"Debemos dedicarnos a lo nuestro, acá en Caracas nació en diciembre del pasado año la Celac, ese es nuestro espacio", aseguró.

Chávez, activo promotor de la integración latinoamericana sin la intervención de Estados Unidos, ha tenido que limitar sus viajes y encuentros con líderes regionales desde la aparición de un cáncer en junio pasado, del cual no se conocen detalles.