• Caracas, Venezuela |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció el viernes que partirá el sábado a Cuba, donde planea permanecer hasta culminar su radioterapia contra el cáncer, e indicó que sus médicos decidirán si está en condiciones de viajar previamente a la VI Cumbre de las Américas en Colombia.

"Lo que sí es cierto y seguro es que mañana (sábado) me voy de nuevo a La Habana a continuar con el tratamiento", dijo Chávez en un acto con miles de seguidores en el Balcón del Pueblo del palacio de Miraflores.

Además, como "ese tratamiento es duro (...) estoy pensando en pedir permiso para no regresar a mitad de la semana que viene sino quedarme en Cuba esta próxima semana completa para recibir el tratamiento completo" y "no tener que estar yendo y viniendo" a Venezuela, agregó el mandatario, que en menos de seis meses prevé aspirar a la reelección en los comicios presidenciales.

Chávez, que a fines de febrero fue operado de una recurrencia de un cáncer detectado en 2011, se sometió hasta el momento a tres ciclos de radioterapia en Cuba, permaneciendo cinco días a la semana en la isla y otros dos en Venezuela.

La Constitución venezolana establece que el presidente debe ser autorizado por la Asamblea Nacional a permanecer fuera del país si su ausencia es superior a cinco días.

Paralelamente, Chávez admitió que "no sabe" si su salud le permitirá asistir previamente a la Cumbre de las Américas en Cartagena, a pocas horas de su inauguración.

"Yo todavía no sé si voy a ir a Cartagena, porque en verdad no lo voy a decidir yo, sino los médicos", afirmó el presidente. "Tendremos que evaluar en las próximas horas", añadió.

Chávez lanzó incluso la pregunta a sus simpatizantes, congregados en el palacio de Miraflores con motivo del décimo aniversario de su regreso al poder tras un breve golpe de Estado: "¿Ustedes quieren que yo vaya a Cartagena? ¡Levanten la mano los que estén de acuerdo en que yo vaya!", propuso.

"¡Reposo!, ¡Reposo!", le respondió la muchedumbre. Y Chávez replicó: "No es fácil estar de reposo para alguien como yo que ha estado guerreando toda la vida".

Chávez nunca ha informado de la ubicación de su cáncer y las dudas sobre su gravedad resurgieron la semana pasada cuando en una emotiva misa pidió a Dios que le diera "vida" porque, dijo, todavía le "quedan cosas por hacer".

La aparición de este viernes en el Balcón del Pueblo fue inhabitualmente breve para un presidente muy dado a las largas intervenciones públicas y a los baños de masas.

La radioterapia tiene "un impacto en el organismo y la fortaleza física", argumentó Chávez, quien insistió no obstante en que "el tratamiento va bien" y que se está "recuperando".

Posteriormente, el mandatario se reunió con el presidente uruguayo, José Mujica, quien viajó el jueves a Caracas para tratar temas bilaterales, sin que trascendieran hasta el momento detalles del encuentro.

Aunque ha seguido gobernando el país indistintamente desde Caracas y La Habana, estrecho aliado del ejecutivo venezolano, Chávez se ha visto forzado a reducir drásticamente sus apariciones públicas en un año electoral.

Pese a ello, las encuestas le sitúan hasta el momento a la cabeza frente al candidato opositor, el gobernador del populoso Estado de Miranda (norte), Henrique Capriles Radonski, en los comicios presidenciales del 7 de octubre.