• New York, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

Los 15 países del Consejo de Seguridad de la ONU “deploraron” este viernes el lanzamiento fallido de un cohete por parte de Corea del Norte, denunciando que “violó resoluciones” del máximo órgano de Naciones Unidas.

En una reunión de urgencia convocada en Nueva York, los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU “acordaron continuar las consultas sobre una respuesta apropiada”, dijo a la prensa la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Susan Rice.

“Los miembros del Consejo de Seguridad deploran este lanzamiento que viola resoluciones de este Consejo de Seguridad”, señaló Rice, que no precisó cuál podría ser esa respuesta de la ONU.

Corea del Norte lanzó ayer viernes un cohete que se desintegró en vuelo y se hundió en el mar, un fracaso embarazoso para Pyongyang, ansioso de mostrar su tecnología a la comunidad internacional.

Condena inmediata
El fracaso no impidió la condena inmediata a la acción del régimen de Pyonyang por parte de las potencias occidentales y la convocatoria a una reunión de urgencia del máximo órgano de Naciones Unidas.

“Esto requiere una reacción inmediata e inequívoca del Consejo de Seguridad. Es una provocación que por supuesto condenamos”, dijo el embajador alemán ante la ONU, Peter Wittig, antes de comenzar el encuentro.

Pero mientras Estados Unidos, Corea del Sur y Japón denunciaron de inmediato la tentativa, Rusia, China e India fueron más mesurados y se limitaron a instar a todas las partes a la moderación.

El satélite fue enviado con el misil balístico de largo alcance Taepodong-2, que Corea del Norte está tratando de desarrollar y que ya probó en julio de 2006 y abril de 2009.

La República Popular Democrática de Corea , RPDC, lanzó su satélite Kwangmyongsong-3 (..) a las siete de la mañana con 38 minutos y 55 segundos del viernes. El satélite de observación terrestre no pudo entrar en órbita, reconoció la agencia de prensa oficial norcoreana KCNA.

Se trata de la tercera tentativa de poner en órbita un satélite por Corea del Norte, luego de dos fracasos en 1998 y 2009.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, afirmó en una declaración escrita que el “lanzamiento es una violación directa” de una resolución de la ONU y lo calificó de “deplorable”.

Un alto responsable de la ONU dijo temer que “lo peor esté por venir”, en referencia a los rumores de preparativos de un nuevo ensayo nuclear.