•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La modelo marroquí Imane Fadil, entre las invitadas a las fiestas privadas del exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi, ilustró el lunes ante los jueces de Milán las comprometedoras veladas al ritmo de bunga-bunga con “striptease”, de chicas disfrazadas de monjas.

La modelo, testigo en el juicio contra Berlusconi por prostitución de menor de edad, contó que el controvertido líder político le pagó en la “oficina-biblioteca” de su residencia privada, por participar en una de esas veladas.

“Me entregó un sobre con cuatro billetes de 500 euros”, aseguró.

“No se ofenda”, le dijo Berlusconi a la chica, que describió la tórrida velada pasada en la mansión milanesa del multimillonario primer ministro.

“Dos chicas protagonizaban una danza sexy, una especie de lap dance en la sala del bunga-bunga. Estaban vestidas con una túnica negra, un velo blanco y una cruz”, contó.

Las dos jóvenes terminaron por hacer un striptease hasta quedar en “ropa interior”, rememora la modelo, que reconoce que se sintió “desconcertada” y “molesta” por el tipo de festín, aunque aceptó regresar de nuevo tres meses más tarde.

Una funcionaria de Lombardía
Fadil aseguró que una de las bailarinas disfrazadas de monjas era Nicole Minetti, actual consejera de la región Lombardía del Pueblo de la Libertad, partido fundado por Berlusconi.

La modelo sostiene que las chicas presentes solían ser “remuneradas” por “prestaciones sexuales” con el multimillonario político, entre ellas una joven de “Guatemala” y todas aquellas que aceptaban pasar la noche entera en la residencia.

“Hacían de todo para poder pasar la noche allí”, comentó.
Berlusconi es procesado desde abril del 2011 por el delito de prostitución de menor y también por abuso de función al haber intervenido ante la policía para que liberara a la joven marroquí Karima El Mahroug, apodada “Ruby Robacorazones”, tras ser detenida por robo.

Para la fiscalía, Il Cavaliere intercedió porque quería evitar que estallara un escándalo. Los abogados de Berlusconi sostienen, por el contrario, que el entonces primer ministro intervino para impedir tensiones diplomáticas con Egipto, ya que creía que la chica era la sobrina del presidente Hosni Mubarak.

“Berlusconi me explicó que bunga bunga es un harén como el de su amigo Kadhafi, con chicas que se desnudan y le proporcionan “placeres físicos’”, contó entonces Ruby, según la prensa.

Según la acusación de la Fiscalía, “Ruby Robacorazones” sostuvo “relaciones sexuales con Silvio Berlusconi a cambio de un pago en efectivo u otros” en 13 encuentros que tuvieron lugar en Arcore, cerca de Milán, entre el 14 de febrero y el 2 de mayo de 2010, cuando la muchacha era aún menor de edad.

Acorralado por los escándalos que minaban la credibilidad de Italia, con una economía en crisis y acosada por los mercados, Berlusconi renunció a su cargo en noviembre pasado, cediendo el paso a un gobierno de tecnócratas encabezado por el economista Mario Monti.