•   Brasilia, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La secretaria de Estado de EU, Hillary Clinton, dijo este martes en Brasilia que los países con gobiernos abiertos prosperarán, mientras que los de régimen cerrado tendrán más dificultades para conservar la paz y la seguridad.

Clinton inauguró junto a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, el primer encuentro de alto nivel de la llamada Alianza para el Gobierno Abierto, una iniciativa lanzada en 2011 por Estados Unidos, Brasil y México, entre otros, para promover la transparencia y la rendición de cuentas.

"En el siglo XXI, Estados Unidos está convencido de que una de las divisiones más importantes entre las naciones" no será por razones geográficas o religiosas, sino por el hecho de que sean "sociedades abiertas o cerradas", declaró Clinton.

"Creemos que los países con gobiernos abiertos, economías y sociedades abiertas florecerán cada vez más", afirmó la secretaria de Estado ante representantes oficiales y no gubernamentales de unos 60 países.

Esos países también "serán más prósperos, más saludables, más seguros y más pacíficos", agregó.

"Por el contrario, los gobiernos que se ocultan de la mirada pública y no atienden las aspiraciones de sus ciudadanos" de mayor libertad y apertura "tendrán más dificultades para mantener la paz y la seguridad", sostuvo la jefa de la diplomacia estadounidense.

A su lado, Rousseff destacó como un paso histórico de su gobierno la ley de acceso a la información, que obliga a hacer públicos todos los documentos oficiales.

La norma, que entrará en vigor en mayo, también incluye la divulgación de informaciones ultrasecretas después de un período máximo de 50 años.

"Todos los brasileños podrán consultar documentos e información de la administración pública, que deberán ser ofrecidos de forma clara y con lenguaje simple y directo", sostuvo.

La Alianza para el gobierno abierto fue creada en setiembre, al margen de la Asamblea General de la ONU, por iniciativa de Estados Unidos, Brasil, México, Gran Bretaña, Noruega, Sudáfrica, Filipinas e Indonesia.

Otros 42 gobiernos pidieron su admisión y presentarán sus compromisos para promover la transparencia, la rendición de cuentas y la participación ciudadana.

La Alianza reúne a gobiernos, ONG's y al sector privado.

Entre los países que se vincularán a ese programa de carácter no vinculante están Chile, Colombia, El Salvador y Panamá.

China, con un sistema político cerrado y una economía en auge, es el gran ausente de la Alianza.