•   Jerusalén, Israel  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Unos 1.200 presos palestinos iniciaron el martes una huelga de hambre y otros 2.300 decidieron rechazar la comida durante 24 horas, con motivo de la jornada anual de los prisioneros palestinos, indicaron los servicios penitenciarios israelíes.

"En el marco de la jornada de los presos, 2.300 reclusos de seguridad dijeron que no se alimentarán hoy y otros 1.200 anunciaron que inician una huelga de hambre", precisó un comunicado.

Los palestinos celebran cada 17 de abril el Día del Prisionero.

"Según nuestros cálculos, 1.600 presos comenzarán una huelga de hambre, pero hay diferentes opiniones entre los reclusos por lo que no todos participarán en el movimiento", declaró por su lado a la AFP el ministro palestino de presos, Isa Qaraqae.

"Pero ese número aumentará en los próximos días", añadió.

La portavoz del Club de Presos Palestinos declaró que sólo se trata de una "primera etapa". "Este día significa la primera etapa y los presos participaremos (en la huelga de hambre) de aquí a fines de mes", precisó Amani Sarahn.

De lado israelí, los servicios penitenciarios afirmaron "que han conocido huelgas de hambre en el pasado y están dispuestos a enfrentarse de nuevo" a ellas, precisó el comunicado.

Israel prevé liberar en la tarde a un responsable del grupo radical Yihad Islámica, Jader Adnan, quien hizo recientemente una huelga de hambre récord de 66 días tras permanecer cuatro meses en detención administrativa sin inculpación.

Su estrategia de huelga replanteó el tema controvertido de la detención administrativa, medida heredada del Mandato Británico de Palestina, que facilita a Israel dejar en la cárcel sin juicio a sospechosos por periodos indefinidos renovables cada seis meses.

Y su ejemplo ha inspirado a otros nueve palestinos, que comenzaron huelgas de hambre en las cárceles israelíes en las últimas semanas.

Cuatro de ellos fueron hospitalizados por la degradación de su estado de salud, indicó el Club de Presos Palestinos.

En total 4.699 palestinos están detenidos en cárceles israelíes, la mayoría por motivos relacionados con la seguridad, entre ellos 319 en detención administrativa, indicaron las últimas estadísticas del ministerio palestino de los presos. En total 534 fueron condenados a cadena perpetua.