•   México  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Sociedad Mundial para la Protección Animal entregó hoy a la Asamblea Legislativa de Ciudad de México poco más de 23 mil firmas de personas de todo el mundo que respaldan la abolición de las corridas de toros en la capital mexicana.

La organización recabó las firmas con el objetivo de presionar a los 66 miembros del Congreso de la capital mexicana para que aprueben un proyecto de ley que prohíbe las corridas de toros en la urbe.

La abolición de las corridas de toros en el Distrito Federal será "un hito ejemplar en la lucha por el bienestar de estos animales en el mundo", expresó Marcela Vargas, responsable para América Latina de la Sociedad Mundial para la Protección Animal (WSPA, por su sigla en inglés).

Vargas fue recibida por una comisión legislativa a la que entregó las firmas reunidas en países como Austria, Reino Unido, Holanda, Nicaragua, entre otros, como parte de una campaña en contra de las corridas de toros en Ciudad de México y en todo el mundo.

"Este apoyo se suma a la petición de organizaciones mexicanas para exigir a los legisladores que se vote en el pleno lo antes posible el dictamen de reforma que prohíbe mantener este espectáculo taurino que promueven la crueldad de los animales", precisó la activista.

De aprobarse esta iniciativa en la capital mexicana, "será más factible que la prohibición se replique en todo el país y hasta el resto de naciones en las que aún existe la tauromaquia", apuntó.

De acuerdo con un estudio de la WSPA y la Fundación Tomy, en México cada año mueren unos 1.400 toros en las 175 corridas que se llevan a cabo en el país.

Según fuentes legislativas consultadas por Efe, el avance de la iniciativa enfrenta la oposición de un "grupo que todavía se aferra a esa actividad", principalmente los empresarios que se dedican a la tauromaquia.

"Este espectáculo se encuentra en franca decadencia, pues cada vez cuesta más llenar la plaza de toros y cada vez cuesta más que la juventud abrace esta actividad, por lo que es momento de cambiar y crear conciencia como sociedad en relación con los animales", dijo la diputada izquierdista Aleida Álvarez.

Además, destacó la urgencia de cancelar este tipo de espectáculo al considerar que "la violencia contra los animales experimentada en la infancia genera actitudes violentas en la adultez".