•   Los Ángeles, California, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El gigante de Internet Yahoo obtuvo un beneficio neto de 286 millones de dólares en el primer trimestre de 2012, un 28 % más que en el mismo periodo de 2011, informó hoy la empresa.

En el mismo periodo durante el año pasado, el beneficio neto fue de 223 millones de dólares (17 centavos por acción, por los 23 actuales).

Los ingresos de Yahoo entre enero y el 31 de marzo, por encima de las estimaciones de Wall Street, se situaron en 1.200 millones de dólares, lo que supuso un aumento interanual de un 1 por ciento debido principalmente a su reducción de costes y a los beneficios de sus inversiones en el extranjero.

Los ingresos por operaciones descendieron un 11 por ciento hasta los 169 millones de dólares.

La empresa de Sunnyvale (California) lleva tiempo tratando de resurgir tras un periodo en declive, en el que ha visto reducidos sus ingresos por publicidad en Internet y mermada su situación en la competición directa con Google y Facebook.

Este mismo mes la compañía decidió eliminar 2.000 puestos de trabajo, un 14 por ciento de su fuerza de trabajo, una decisión que supuso la mayor eliminación de puestos en los 18 años de historia de Yahoo y con la que espera un ahorro anual de unos 375 millones de dólares.

Scott Thompson, el nuevo consejero delegado de la compañía, admitió que Yahoo "ha estado haciendo demasiadas cosas durante demasiado tiempo, y sólo unas pocas realmente bien", y reconoció que como meta para el futuro se impone "ser más claro en cuanto a las cosas" que no harán como entidad.

Asimismo, detalló que no cree que la empresa deba "reinventarse", pero sí debe "reinventar las experiencias" que tienen los usuarios con sus servicios y portales más populares, especialmente en cuanto a dispositivos móviles.

Thompson también anunció una nueva estructura de la empresa, dividida en portales destinados al consumidor, plataformas tecnológicas y relaciones regionales.

Por último, según recoge el portal Deadline, se refirió a la relación de la empresa con sus socios asiáticos, el grupo chino Alibaba y el banco japonés SoftBank, y admitió que busca un acuerdo para "simplificar" la relación entre ambas partes.

En febrero, Yahoo suspendió las negociaciones centradas en la reducción de su participación EN dichas compañías, con las que buscaba ahorrarse 4.000 millones de dólares en impuestos estadounidenses.